Fallece el arqueólogo Santiago Palomero a los 62 años

A.D.M.
-

El director del Museo Sefardí, natural de Cuenca, murió en el hospital Gregorio Marañón de Madrid, donde estaba ingresado. Los restos mortales del también colaborador de La Tribuna llegarán hoy al tanatorio de Toledo

Fallece el arqueólogo Santiago Palomero a los 62 años - Foto: ï»VÁ­ctor Ballesteros

El arqueólogo Santiago Palomero (Cuenca, 1957), director del Museo Sefardí de Toledo a lo largo de la última década, falleció ayer a los 62 años a consecuencia de una larga enfermedad. Lo hizo en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, donde permanecía ingresado. Sus restos mortales llegarán hoy al tanatorio de Toledo, ciudad a la que ha estado estrechamente vinculado desde hace muchos años.
Gestor cultural de gran capacidad y afilada percepción, tanto en Toledo como en Madrid, durante su etapa como subdirector general de Museos del Ministerio de Cultura, Santiago Palomero deja una huella imborrable dentro de la cultura reciente de esta ciudad. Especialmente durante la última década, cuando tomó las riendas del Museo Sefardí. Fue pionero en formatos y contenidos, así como en la divulgación de los mismos, convirtiendo un museo de gestión no precisamente sencilla -al que había estado vinculado como conservador desde 1985 y que permaneció sin dirección durante los dos años previos a su llegada, debido a la jubilación de Ana María López- en un referente de peso internacional.
Apoyado en colaboradores como Carmen Álvarez Nogales, conservadora y responsable de comunicación del Museo Sefardí; en Alfredo Mateos Paramio, creador y coordinador del Laboratorio Multicultural Francisco Márquez Villanueva -de cuyo repentino fallecimiento en Madrid informamos hace tan solo unos días-, y en la arqueóloga Carolina Aznar, Palomero desarrolló cursos y ciclos de conferencias tan exitosos como la Semana Sefardí y los Lunes al Sol.
Desde la Sinagoga del Tránsito aprovechó las sinergias con sus vecinos, desde la Facultad de Humanidades de Toledo hasta la Real Fundación, en cuyo salón de actos de Roca Tarpeya tantas y tantas de estas actividades se han desarrollado. Con su muerte, Santiago Palomero deja huérfanas a todas estas instituciones, pasando por el IES Sefarad, el Museo del Greco y tantos otros.
No disponemos de espacio ni tiempo suficientes como para desarrollar aquí sus trabajos como arqueólogo e investigador. Baste recordar sus trabajos sobre Cuenca en época romana, su aportación al Museo de las Ciencias en esta provincia, sus trabajos sobre el MuseoSefardí -incluida su tesis doctoral, dirigida por Manuel Bendala Galán y defendida en la Universidad Autónoma en septiembre de 2004- y la magnífica Guía de Patrimonio Cultural de Castilla-La Mancha, en tres volúmenes, que él coordinó y a la que acompañan las no menos espléndidas fotografías de David Blázquez. 

Santiago Palomero ha sido colaborador de La Tribuna, donde ha publicado durante años una columna los sábado bajo el seudónimo de Katalino. Su último 'Toledo desde el kiosko Catalino' se publicó el pasado día 10 de agosto bajo el título de "Ejercicios espirituales".