La suerte de trabajar contigo

M.G
-
La suerte de trabajar contigo - Foto: David Pérez

Down Toledo celebra un desayuno informativo de agradecimiento a más de una veintena de empresas que contrata a personas con discapacidad. El colectivo anima al sector a romper estereotipos y barreras

José Luis sonríe cuando se le menciona el trabajo. Lleva siete años trabajando como mozo de almacén en la cadena C&A y le gusta organizar el almacén y colocar en la tienda. Este joven, que no alcanza aún la treintena, tiene contrato indefinido, tras pasar un largo tiempo en prácticas, y se encuentra muy cómodo trabajando para esta empresa junto a otras siete compañeras de trabajo.
También le gustaría que entrase más gente con capacidades diferentes y aprovecha a lanzar un mensaje a las empresas para que se animen a contratar, aunque le da un poco de vergüenza convertirse en altavoz y pide ayuda para esta misión. No le hace falta porque sabe muy bien lo que quiere decir, que las personas con discapacidad son muy válidas en el mercado laboral, necesitan trabajar y tienen ilusión y un alto grado de responsabilidad.
A Sheyla le encanta acompañar a los mayores a distintas actividades en la residencia de Santa Bárbara. Lo ha hecho hasta mediados de mes, pero se le ha acabado el contrato de seis meses y está a la espera de una nueva oportunidad. Ahora echa en falta ese horario de 8 a 15 horas, abrir las clases, colocar las sillas y echar una mano en lo que necesite.
José Luis y Sheila encarnan dos ejemplos de inclusión laboral en la ciudad gracias al esfuerzo de la asociación Down Toledo y la implicación de más de una veintena de empresas y administraciones, contando con el Ayuntamiento de Toledo, que han apostado por la integración ofreciendo oportunidades laborales a los integrantes del colectivo. Y esta mañana era un buen día para dar las gracias con la celebración de un desayuno informativo en el Vivero de Empresas, bajo el título ‘apuesta por mí’, dentro de las actividades enmarcadas en la Semana de las Personas con Síndrome de Down, cuyo lema es ‘la suerte de tenerte’.
«Para nosotros el empleo es fundamental porque es lo que marca el rol entre un niño y un adulto», ha explicado Ana Fernández Vidal, directora del área de vida adulta de Down Toledo, contenta con las experiencias laborales que cuentan los asociados, algunos de ellos con contratos indefinidos, como los tres jóvenes que trabajan en el Hospital Quirón Salud, antiguamente Tres Culturas.
«Conseguir un contrato indefinido no es fácil para una persona con discapacidad», ha subrayado Fernández. Considera que esta clase de jornadas informativas deben servir para mandar esos mensajes positivos basados en experiencias reales y animar a las empresas a participar en la inclusión laboral. Si bien, es consciente de que todavía hay barreras que dificultan la integración, sobre todo, «por desinformación».
Por este motivo, Down Toledo trabaja a diario para mejorar ese acceso al mercado laboral de personas con capacidades diferentes con contratos de prácticas que pueden terminar en indefinidos. También considera imprescindible que las empresas manejen suficiente información, se acerquen a los adultos con discapacidad sin temor y participen en periodos de prácticas «a través de programas de empleo que no cuestan nada». El objetivo es que los centros de trabajo conozcan de cerca la responsabilidad y la capacidad de estos trabajadores y se animen a mantener sus contratos.
El concejal de Urbanismo y de Promoción Económica, Teo García, ha resaltado «el potencial de las personas con capacidades diferentes»  en el ámbito laboral. Pero también ha querido dejar clara la necesidad de superar estereotipos y conductas que invitan todavía «a la infantilización del propio colectivo con síndrome de down», sobre todo, cuando «tienen las mismas oportunidades y competencias" para muchos puestos laborales