scorecardresearch

Barrio Santa María pide que no desvíen el Camino San Bartolomé

Leticia G. Colao
-

Vecinos de la barriada han recogido casi 500 firmas para pedir que se mantenga el paseo que parte de la carretera de Alcaudete y pasa por detrás de sus viviendas

Barrio Santa María pide que no desvíen el Camino San Bartolomé - Foto: Manu Reino

Los vecinos del Barrio Santa María  reclaman al Gobierno regional que mantenga sin ningún tipo de desvíos el camino de San Bartolomé, cuyo trayecto se ha visto modificado al ser atravesado por el último vial de la Circunvalación Sur, en construcción.

Este camino, que parte de la avenida Comarca de la Jara (primer tramo de la carretera de Alcaudete, junto a una gasolinera) y llega hasta San Bartolomé de las Abiertas pasando por el Barrio, ha sido desviado en el proyecto de construcción del último tramo de la Ronda del Tajo. Con los trabajos en marcha, el camino, paralelo a la carretera de Los Navalmorales, se ha desviado hacia la rotonda de esta vía, donde se han iniciado ahora las obras, obligando a los vecinos a cruzar la carretera por un paso de peatones y continuar el camino al otro lado de la vía.

Desde la comisión creada para luchar por este camino, Graciano Jiménez asegura que con esta modificación la senda pierde todo el sentido, y reclaman a la Junta, que ejecuta la finalización de la Circunvalación, que haga lo posible para que el camino continúe por su trazado original. Así, aunque atraviese la nueva carretera, puede hacerlo mediante «un stop, un paso de peatones o una rotonda», según reclaman sus usuarios.

Aseguran que el de San Bartolomé es un camino muy transitado no solo por los vecinos del Barrio para pasear, hacer deporte o sacar a las mascotas, sino también por muchos ciclistas, que al igual que ellos, «piden que no lo cambien».

Asimismo, recuerdan que esta vía es la única salida que tienen los vecinos del Barrio cuando la carretera de Los Navalmorales se corta al tráfico por un accidente o por el desarrollo de algún evento que necesita limitaciones de movilidad. «Si nos lo desvían, nos quedamos atrapados sin poder salir del barrio», insiste.

Firmas de apoyo. Para conseguir su objetivo, han recopilado 490 firmas que entregarán a los responsables del proyecto urbanístico, intentando lograr su objetivo de mantener su trayecto intacto, aunque este se vea atravesado ahora por el último tramo de la ansiada Circunvalación.