La 'zona cero' de la Vega tras Filomena

M.G
-

El paso del temporal ha causado graves destrozos en el arbolado y en algunos de los negocios de la zona, como en la Churrería Catalino y en una de las horchaterías, esta última con numerosos desperfectos

La 'zona cero' de la Vega tras Filomena - Foto: Yolanda Lancha

La ciudad ha recuperado su pulso habitual tras la gran nevada y la ola de frío que se cebaron con Toledo a partir del 8 de enero, pero aún hay zonas que únicamente han conseguido librarse de la nieve, pero no de los destrozos ocasionados, como ocurre en el Parque de la Vega, una auténtica ‘zona cero’ que todavía muestra que Filomena y el resto de temporales han arrasado y han sumido en una complicada situación a los quioscos de la zona, que sufren una doble condena, los destrozos en toldos, marquesinas y mobiliario, y las restricciones sanitarias que tampoco permiten la actividad hostelera por el avance de la pandemia en la ciudad.

De momento, el parque de la Vega sigue mostrando ‘sus miserias’ a pesar de que ser una de las zonas verdes más céntricas situadas a las puertas del Casco Histórico. Un pequeño paseo por allí resulta desolador, aunque los ciudadanos no deberían darlo para no correr riesgos. De eso, también se ha encargado la Policía Local al colocar vallas y precintar distintas áreas, sobre todo, las más cercanas a los establecimientos para evitar peligros innecesarios.

La horchatería ‘El parque’ es uno de los locales más dañados por los temporales, ya que se ha caído buen parte de la marquesina y del toldo que protegían una terraza que suele estar muy concurrida a menudo, salvando los momentos de restricciones sanitarias a lo largo del año. Si bien, a pesar de los desperfectos en los distintos quioscos, que también afectan a la iluminación o al mobiliario, lo cierto es que la peor parte se la ha llevado la atracción de los caballitos de la Vega, una instalación en horas bajas que ha despertado la solidaridad de los toledanos para que pueda reabrir lo antes posible, siempre que las autoridades sanitarias también permitan la actividad por la pandemia.

La 'zona cero' de la Vega tras FilomenaLa 'zona cero' de la Vega tras Filomena - Foto: Yolanda Lancharecaudación. La familia Torrecillas, dueña de esta clásica atracción ha puesto en marcha una iniciativa solidaria para obtener fondos con los que reparar los daños ocasionados por la nevada. Se necesitan 5.000 euros y ya se han obtenido más de 1.800 euros gracias a la difusión y al apoyo de familiares, amigos y toledanos que están realizando aportaciones a la cuenta bancaria habilitada:ES62 0182 6330 2802 0166 1967, entre otros medios.

Los caballitos de la Vega llevan  emocionando a mayores y pequeños desde los años 70. El año pasado, la familia Torrecillas realizó una importante inversión para renovarlos y ponerlos, pero la nieve, el frío y el viento han afectado de gravedad la cubierta y otros elementos que esperan reparar lo antes posible.

La 'zona cero' de la Vega tras Filomena
La 'zona cero' de la Vega tras Filomena - Foto: Yolanda Lancha