La incidencia roza los 1.000 casos por el «efecto navideño»

La Tribuna
-

Los positivos por 100.000 habitantes se quintuplican en el último mes. Alerta el crecimiento de contagios en el norte de la provincia, incluyendo Toledo, en la ciudad de Talavera, en la Mancha toledana y en la zona fronteriza con Ciudad Real

La incidencia roza los 1.000 casos por el «efecto navideño»

Los eventos vinculados con las festividades de la Navidad han disparado las cifras de contagiados por coronavirus en la provincia de Toledo. Según los datos ofrecidos por la Consejería de Sanidad, la incidencia acumulada a 14 días por 100.000 habitantes escala hasta los 988 casos. El día 17 de diciembre, una fecha anterior al comienzo de las tradicionales fiestas, este indicador se situaba en 192 casos. El incremento evidencia el riesgo tanto de las reuniones sociales sin protección como de los contactos cruzados con no convivientes. Toledo registra una cifra récord, aunque las autoridades confían en que esté próxima al pico más alto que puede marcar en esta tercera ola. 

«Esperamos no crecer ya mucho», ha explicado el consejero Jesús Fernández Sanz. El responsable autónomico observa una «cierta estabilización [de los datos] según nos alejamos de las fechas navideñas». La incidencia acumulada a siete días se encuentra en 542 casos, un guarismo que atisba la esperanza de que el ascenso de los casos esté próximo a detenerse. Sin embargo, el propio Fernández Sanz ha lamentado que las ciudades de «Toledo y Talavera están al alza». Los dos grandes núcleos de población de la provincia, dos ciudades que reúnen entre ambas a uno de cada cuatro toledanos han visto aumentar su exposición a la Covid-19 en las jornadas más recientes.

Sanidad ha establecido diferentes zonas de atención y vigilancia prioritaria dentro del conjunto de la región. En el caso de la provincia de Toledo señalan la preocupante difusión de los contagios en el norte de la provincia, una vasta zona que incluye La Sagra, buena parte de la comarca de Torrijos y la propia capital de Castilla-La Mancha. Talavera es otro foco a controlar. Además, la Mancha centro, un espacio compartido entre cuatro provincias, y la zona fronteriza con Ciudad Real en el entorno de los Montes, se configuran como las áreas más activas en estos momentos.

La incidencia roza los 1.000 casos por el «efecto navideño»La incidencia roza los 1.000 casos por el «efecto navideño»

«Torcer la curva». Fernández Sanz ha recordado la implementación de un nivel 3 reforzado desde el pasado lunes y ha mostrado su confianza en las medidas tomadas. «Estábamos teniendo un comportamiento bueno», ha dicho. La Junta se afana en reducir una incidencia creciente, desbocada en algunos puntos del territorio. Las provincias de Cuenca (1.481 casos por 100.000 habitantes) y de Ciudad Real (1.479 casos por 100.000 habitantes) se encuentran entre las cinco de toda España con más incidencia según su población. La presión se deja notar en los hospitales. «En las próximas semanas esperamos torcer la cuerva», ha asegurado el titular de Sanidad. La provincia de Toledo afronta las próximas horas de la tercera ola con el reto de no ver desbordados sus recursos asistenciales.

La incidencia roza los 1.000 casos por el «efecto navideño»
La incidencia roza los 1.000 casos por el «efecto navideño»


Las más vistas