scorecardresearch

El 25-N vuelve a sacar en el Pleno las diferencias con Vox

Lola Morán Fdez.
-

Además del grupo encabezado por Moreno, votaron en contra dos de los concejales no adscritos

Votación en el Pleno de la moción del PSOE en relación al 25-N. - Foto: L.T.

La proposición presentada al Pleno por parte del Grupo Municipal Socialista, como cada mes de noviembre, para ratificar el compromiso firme del Ayuntamiento contra la violencia de género ha vuelto a poner de manifiesto las diferencias con Vox, formación que ha rechazado la propuesta por considerar que «incumple la igualdad ante la ley» al discriminar de manera positiva a las mujeres frente al resto de víctimas de violencia. Un discurso que volvió a defender en el Pleno el portavoz de Vox, David Moreno, pero al que esta vez se sumó también la concejala no adscrita Susana Hernández, otra de las concejalas de la Corporación Municipal que votó en contra de la moción, al igual que lo hizo el edil no adscrito Miguel Ruiz.

Si bien este último no hizo uso de ninguno de sus dos turnos de intervención en el Pleno para explicar su posición de voto, Hernández sí los aprovechó. 

En la moción, desde el PSOE se plantea ratificar el compromiso firme del Ayuntamiento de Talavera contra la violencia de género y en defensa de los derechos de las mujeres y la erradicación de cualquier tipo de violencia machista, así como combatir cualquier discurso negacionista y posicionamiento político que niegue de la violencia de género o rechace las políticas públicas enfocadas a su total erradicación.

De igual manera, se insta a todas las administraciones públicas competentes a desarrollar y dar cumplimiento a las medidas que forman el Pacto de Estado contra la Violencia de Género apoyando el proceso de actualización-renovación permanente del mismo así como colaborar con las asociaciones que luchan contra la violencia machista y trabajan por la igualdad de hombres y mujeres. 

Esta moción, como expuso la concejala de Políticas de Igualdad y Perspectiva de Género, Flora Bellón, se enmarca en la postura de rechazo del Gobierno municipal de la violencia de género. La edil apoyó su discurso en los datos que manejan el Consejo General del Poder Judicial y el Observatorio contra la Violencia de Género, que señalan que desde el año 2003 han sido asesinadas en este país 1.171 mujeres, con una media de una por semana, 38 de ellas en este 2022.

Igualmente, señaló que el 71% de las víctimas de trata y explotación sexual de todo el mundo son mujeres y niñas o que en la actualidad hay casi 75.000 casos activos en VIOGEN y más de 42.000 mujeres tienen protección policial. Además, desde 2009, hay más de 2 millones de denuncias interpuestas por violencia de género y 500.000 órdenes de protección dictadas. 

Atendiendo a estas estadísticas oficiales, la concejala subrayó que los delitos de violencia contra las mujeres «prácticamente triplican a los de otro tipo de violencia», como la doméstica o intrafamiliar, donde añadió que en este ámbito la violencia se ejerce la mayoría de ocasiones también hacia mujeres como suegras, hermanas, amigas de mujeres maltratadas o entre parejas o exparejas del mismo sexo.

Unos datos que para Bellón «reflejan que la violencia de género es un problema estructural que triplica el resto de casos y por tanto lo que se hace es reforzar las medidas, discriminar positivamente para intentar enfrentarnos a un tipo de violencia que triplica a las del resto».

Para Vox, sin embargo, todas las víctimas han de ser tratadas por igual pese a las cifras oficiales apuntadas por Bellón. «Defendemos que cualquier persona que ejerza violencia ha de ser juzgada y condenada, con independencia del sexo del agresor o la víctima», expuso al respecto el portavoz de Vox, David Moreno, quien insistió en que lo que persiguen es «aumentar la protección de las mujeres y de todas las víctimas con el endurecimiento de las penas» acusando al PSOE de «usar a las mujeres con fines partidistas» y de «discriminar a unas víctimas frente a otras por sexo».

La edil no adscrita compartió este mensaje al asegurar que hay una «instrumentalización política de esta violencia» y remarcando que las mujeres están «cada vez más desprotegidas por las «lagunas» existentes en el sistema.

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Popular, Santiago Serrano, lamentó que no se haya podido sacar adelante en toda la legislatura una declaración institucional para rechazar la violencia contra las mujeres por la negativa de Vox, pero también acusó al equipo de Gobierno de llevar este tipo de proposiciones al Pleno para buscar la «confrontación», abogando por la «unidad» para seguir impulsando el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.