Un inquietante interés por el crimen de Alcasser

LT
-

El hijo, y único detenido por el asesinato de su madre en Santa Bárbara, lleva años especialmente interesado en teorías conspirativas de un posible asesinato ritual de las niñas valencianas

Un inquietante interés por el crimen de Alcasser - Foto: Yolanda Lancha

El pasado martes el juez ordenó el ingreso en prisión sin fianza del hijo de la anciana de 83 años asesinada en Santa Bárbara hace seis días. Se le imputan los delitos de asesinato agravado y agresión sexual, aunque el detenido mantiene que es inocente y apunta a que en la muerte de su madre podrían estar implicadas terceras personas.
El asunto está ahora en manos de la justicia, que deberá valorar la pruebas recabadas durante estos días por los agentes de la Policía Nacional y los resultados de una autopsia que, nada más realizarse, derivó en la inmediata detención del hijo de la víctima.
En un primer momento no se encontraron signos aparentes de violencia en la mujer, que yacía sin vida en la puerta del baño de la vivienda que compartía con su único hijo en la calle La Fuente de Santa Bárbara.
Horas después, en la mañana del sábado, los primeros resultados de la autopsia dispararon los acontecimientos. La hora de la muerte se fijó entre las doce y las cinco y media de la madrugada del viernes, y el detenido afirmó que encontró el cadáver a las 14:50 horas, después de regresar de su trabajo en turno de noche en un matadero de la provincia. Las nueve horas de diferencia pusieron en alerta a la policía, así como las evidencias encontradas en el cuerpo de una agresión sexual y su asesinato.
Además, en el proceso de recabar información sobre el detenido y único acusado hasta el momento por el asesinato, sorprende su actividad en las redes sociales y plataformas de vídeo.
Su perfil de facebook se presenta en su cabecera con una gran foto de las tres niñas de Alcassser, Miriam, Toñi y Desirée. Se trata exactamente de uno de los primeros carteles editados por los padres en su búsqueda.
El hecho de que abra su perfil en esa red con esa imagen no es la única referencia que hace al caso. Cada cierto tiempo, y más desde el nuevo auge del caso por un documental en Netflix, ha retuiteado presuntas informaciones que apuntan a la teoría conspirativa de que las tres niñas fueron asesinadas en un crimen ritual por orden de una elite social y política.
El detenido apoyaba esa idea desde hace años. En octubre de 2014 preguntó en el perfil de la Discoteca Coolor de Picassent, donde se dirigían las niñas antes de desaparecer, cómo se llamaba el local anteriormente. Además, en la plataforma de vídeos Dailymotion, subió con su perfil en 2015 y 2016 varios vídeos que apuntan directamente al asesinato ritual de las niñas. Tratan sobre la novela de Isabel Álvarez de Toledo ‘La ilustre degeneración’, en la que la autora, marquesa de Medina Sidonia, decía explicar los códigos sobre presuntos rituales de sangre de la aristocracia española.
Esa novela presenta a un grupo oculto de sádicos sexuales que, amparados por el poder que ostentan, político y económico, pueden ocultar sus crímenes imputando a falsos culpables. Una clara representación de lo que los amantes de la conspiración veían en el crimen de Alcasser.
Vídeos con referencias a la fecha de la desaparición de las niñas (13 de noviembre de 1992), y supuestas vinculaciones con el satanismo, completan su perfil en Dailymotion junto a otro vídeo que trata de teorías conspirativas en los atentados del 11-S.
Además, el hijo de la fallecida participó en 2018, a través de una plataforma de apoyo económico para causas sociales (Teaming), en un grupo denominado ‘Plataforma Crímenes De La Élite’, dedicada según su misma descripción «a ayudar a las víctimas de abuso sexual.  Un grupo de luchadores que colaboran con los buscadores de la verdad, toda la información que llegue al grupo será entregada a los abogados que busquen destapar los crímenes cometidos por las elites». El grupo recaudó 111 euros.
El detenido por el crimen de Santa Bárbara era una persona muy activa en las redes sociales y aficionado a la fotografía. Con todo, su extraña afición por los asesinatos de Alcasser en su hipótesis más sádica era además complementada con un constante apoyo en la recogida de firmas de las más variadas causas sociales y animalistas. «Salvar al alimoche en Aragón», con firmas a través de change.org, fue su último mensaje en facebook, tres días antes de la muerte de su madre.