scorecardresearch

La UFP pide actualizar la plantilla a la realidad de Toledo

F. J. R.
-

El representante del la Unión Federal de Policías Nacionales, Raúl Cogolludo, señala que el catálogo de puestos de trabajo está «desfasado» para las actuales necesidades de la capital

La UFP pide actualizar la plantilla a la realidad de Toledo - Foto: David Pérez

Las situaciones de tensión, ruidos y peleas que se vienen denunciado por parte de vecinos y comerciantes en los entornos de las zonas de ocio nocturno de la Plaza de Cuba (Santa Teresa) y el Horno de la Magdalena (Casco Histórico) ha llevado al Sindicato de Policías Locales (SPL) a solicitar una reunión con el Ayuntamiento para estudiar la ampliación de patrullas nocturnas y la eliminación de los puestos de control fijos en esos entornos mientras que no se pueda garantizar la seguridad de los agentes ante la gran acumulación de gente.

Esta denuncia ha propiciado la convocatoria urgente de una reunión de la Mesa de Seguridad Local de Toledo para tratar el asunto, ya que los asuntos de orden público son competencia de la Policía Nacional.

Desde este colectivo, la Unión Federal de Policía, asegura que las últimas peleas en la ciudad son «un hecho puntual», pero que se han visto amplificadas por el brutal asesinato de un joven en el Polígono el pasado 31 de noviembre.

Raúl Cogolludo, representante de la UFP en Toledo, tiene claro que la ciudad es una de las más tranquilas de España, pero a la vez considera que los policías nacionales están trabajando con una plantilla que no se ajusta a la realidad de la capital de Castilla-La Mancha.

«Llevamos tiempo solicitando que se actualice el catálogo de puestos de trabajo, que es de 2009, porque está desfasado», afirma Cogolludo, que tiene muy claro que en los últimos 12 años Toledo ha crecido bastante, tiene una población flotante mayor procedente de los pueblos del entorno, más ocio y más capacidad turística; a la que hay que sumar también la apertura en el término municipal del parque 'Puy du Fou'.

Por todo ello, desde la UFP solicitan más policías nacionales para Toledo, pero especialmente, más que patrullas en las calles, demandan que se atienda una importante «carencia de personal administrativo».

  Por último, en relación a la situación nocturna de la ciudad, y a pesar de que descarta un aumento preocupante de los delitos, Cogolludo sí que reconoce que, «la gente está más desafiante desde la pandemia. No se respetan tanto las normas».