«Todo está bien para ir a Hungría y dar lo mejor»

Raquel Jiménez
-

El palista talaverano Paco Cubelos ultima la preparación para el Mundial del 21 al 25 de agosto donde, junto a Iñigo Peña, irá a por el billete olímpico para el K2 1.000 metros

La preparación de Cubelos ha estado enfocada en este Mundial, «para lograr el billete olímpico». - Foto: L. T.

El piragüista talaverano Paco Cubelos ultima la preparación de una cita crucial: el Campeonato del Mundo que se celebra del 21 al 25 de agosto en Szeged (Hungría), donde está en juego la clasificación olímpica para Tokio 2020:«Tiene mucha importancia, pero vamos a tomárnoslo como otro objetivo más y a pensar en hacer nuestro mejor papel, sin añadir presión extra», ha señalado a este periódico durante una visita relámpago a Talavera.Viajará el lunes a tierras húngaras.
Paco Cubelos e Iñigo Peña tiene la misión de lograr la plaza para los Juegos en el K2 1.000 metros y para ello tienen que estar dentro de las seis primeras embarcaciones en este Mundial. El palista talaverano explica que ambos llegan a la competición en aguas húngaras, «con muchas ganas y creo que, además, en un buen estado de forma».
Y es que, como es lógico, «toda la preparación ha estado enfocada al cien por cien a esta competición, para lograr el billete olímpico allí en Hungría». En definitiva, «el estado de forma y las sensaciones son buenas, al igual que los últimos entrenamientros, y los tiempos y la velocidades nos están acompañando». Con lo que «todo está bien para ir a Hungría y dar lo mejor de nosotros mismos».
Cubelos y Peña son los vigentes subcampeones del mundo de K2 1.000 metros; el olímpico talaverano en Londres 2012 enumera cuales serán sus principales rivales en este Mundial de 2019: «Por el rendimiento de estos últimos años y, en concreto, de estos últimos meses, los más peligrosos pueden ser los alemanes, actuales campeones del mundo;también los serbios que, aunque no han estado esta temporada a su mejor nivel, son los vigentes campeones de Europa y del Mundo en 2017, con lo que es una embarcación a tener muy en cuenta». También incluye en esta relación a «los franceses que han ganando la Copa del Mundo en Duisburgo, en Alemania».  Pero no hay que perder de vista tampoco a «otras embarcaciones como la rusa, la ucraniana, la italiana, que son siempre muy duras y peleonas».
Y, por supuesto, la piragua de Cubelos y Peña será otra a batir como subcampeones del Mundo en 2018:«Somos, evidentemente, un barco a tener en cuenta; pero eso ocurrió el año pasado, y éste todo empieza de cero: cuando nos pongamos en línea de salida, todos tenemos las mismas posibilidades».
Los horarios en Hungría serán los siguientes: las eliminatorias el viernes desde 9,30 horas, las semifinales el sábado desde las 15,30 y el domingo la final a las 12,00.
Cubelos competirá también en este Mundial en K1 5.000 metros;esta prueba será el domingo a las 16,25 horas. En este sentido explica que «no la estoy preparando, ni está dentro del programa olímpico». Pero al conseguir el Campeonato de España en este prueba, se ganó ese derecho en esta cita húngara: «Me apetecía salir a disputar esta prueba;no tengo incompatibilidades con el K2 porque es después de esta final». Por tanto, «saldré a disfrutarla, a hacerla lo mejor posible y si puede ser, acompañado de un buen resultado, mejor que mejor».
Su preparación para este Mundial ha transcurrido en distinto lugares como Laias, al lado de Ourense: «Tiene el aliciente de salir de tu núcleo de entrenamiento durante todo el año». Pero, además, este emplazamiento cuenta con la ventaja de que «contamos con el hándicap en Madrid de tener todos los días 45 ó 50 minutos de viaje en coche hasta el pantano, mientras que en Laias tenemos un hotel a pie del río Miño y unas condiciones muy buenas para el entrenamiento». Todo ello, «más que suma, multiplica».