Los morraches: la tradición sigue viva en Malpica de Tajo

J.M.
-

Medio centenar de vecinos de Malpica de Tajo vestidos de morraches acompañó a la imagen de San Sebastián en el desfile por las calles del pueblo. La iglesia estuvo abarrotada en el día grande de esta festividad

Los morraches: la tradición sigue viva - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

José Varela se acerca a los morraches y fotografía a uno, a dos, a tres. La cuenta seguirá durante toda la mañana en Malpica de Tajo. Este gallego aterrizó en la provincia para retratar ex profeso la fiesta en honor de San Sebastián. Lleva unos 30 años inmortalizando tradiciones ancestrales de su región y del resto de España. Se trata de un proyecto propio sobre las mascaradas en la Península Ibérica. Las de este pueblo de la comarca de Torrijos se pueden comprar en cualquier tienda, pero las coloridas vestimentas, los mazos y las zumbas o cencerros dan singularidad a esta celebración.
Unos 50 morraches aguardaban a las 13 horas junto a la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol a la salida de la imagen de San Sebastián para simular un acoso con los mazos y las zumbas durante la procesión. La espera culminaba una preparación que comienza cada 6 de enero cuando empiezan a acudir a diario a la ermita de San Sebastián, a las afueras del pueblo, como parte del festejo.
Marta esperó en el carricoche a que llegara la una de la tarde. Con el chupete y con apenas un año y medio, repetía en la celebración junto con su familia y vestida de morrache. Su hermana, con tres años, y otros pequeños de una edad similar recogían de esta manera el testigo que se han pasado durante generaciones los vecinos de Malpica de Tajo.
Un eslabón que se debilitó hace dos décadas, pero que se mantiene a día de hoy vigoroso. El domingo, concurrieron unos 80 morraches, pero las obligaciones laborales o estudiantiles adelgazó ayer la cifra en el día grande. Félix, por ejemplo, sí se vistió con la vestimenta arlequinada. Como cada año en sus 29 de vida. Este vecino de Malpica de Tajo, que aguanta estoicamente los 13,5 kilos de peso de las zumbas atadas a su cintura, se enfundará todos los días, del 6 al 24, el colorido vestuario. «Hace unos años parece que la gente no se vestía, pero la juventud empezó a apretar», recuerda al respecto este joven.
«Es la magia que tiene la devoción por San Sebastián», explica Félix por la convivencia de la diversión de las noches de todo el fin de semana con el desfile de morrache de ayer a mediodía, con unas temperaturas frías. Y la devoción de ir cada día con una vela del 6 hasta la víspera de las fiestas a la ermita de San Sebastían.
«Según determinada reinterpretación fruto del sincretismo cristiano y pagano, representaría a los soldados del emperador, compañeros de Sebastián quienes, impelidos por Maximiano a ejecutarle, se taparon la cara con máscaras para no ser reconocidos, cuando le asaetaron. El mono-traje, rematado con capucha y coleta, se viste de los colores rojo, verde y amarillo combinados, alternativa y aleatoriamente, por parejas y adornado con corazones del color restante, se complementa con zumbas, cencerros, gandarros o esquilillas, que, fijadas en la parte trasera de la cintura mediante cintos, cinchas o cuerdas, hay que hacer sonar de una determinada manera y con una cadencia definida moviendo el culo verticalmente y una porra o cachiporra, con la que se amenaza, simbólicamente, a la imagen del santo. El rostro se oculta con caretas, generalmente de motivos o personajes terroríficos», explica el Ayuntamiento de Malpica de Tajo en su página de internet acerca de esta festividad.
presentación en fitur. El Ayuntamiento de Malpica de Tajo presentará el próximo día 24 en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) en Madrid las peculiaridades de la localidad e invita a todos los vecinos a la asistencia con autobús gratuito. Los interesados disponen hasta hoy para apuntarse en el Consistorio.
El programa de fiestas continuará hoy en la localidad con las pujas en la plaza de la Constitución a las 13:30 horas. Los toros de fuego, por la noche, forman parte de las propuestas para el entretenimiento de los vecinos, después de la verbena popular. Lo mismo ocurrirá mañana y vendrá precedido de la procesión en la que se trasladará la imagen de San Sebastián desde la iglesia a la ermita.