Pistoletazo de salida para el nuevo Estatuto

C.S.Rubio
-

El vicepresidente de la Junta, José Luis Martínez Guijarro, ha citado el próximo martes, 3 de marzo, a PSOE, PP y CS para comenzar a hablar sobre el tema

Pistoletazo de salida para el nuevo Estatuto - Foto: Rueda Villaverde

El vicepresidente de la Junta de Comunidades, José Luis Martínez Guijarro, anunció ayer que la intención del Gobierno regional es plantear la redacción de un nuevo estatuto de autonomía y no la reforma del actual. Así lo explicó a preguntas de los medios en una rueda de prensa en Ciudad Real donde apuntó que esta propuesta es la que trasladará el PSOE a PP y Cs, los tres grupos con representación en las Cortes regionales, para iniciar el debate sobre el cambio en la máxima normal regional.
Guijarro explicó que el pasado viernes envió una carta a PSOE, PP y Cs en la que planteó una reunión para el próximo martes, 3 de marzo, «una vez que se ha constituido el nuevo Gobierno de España». La intención es que el primer debate verse sobre si reformar o redactar un nuevo texto pero Guijarro avanzó ayer que la Junta opta por esto último.
Para abordar el debate sobre el estatuto, el vicepresidente explicó que se va a plantear un nuevo estatuto de autonomía para el que plantea trabajar «de una manera discreta pero continuada» de tal manera que antes del verano se pueda contar con «un texto que se pueda remitir a las Cortes».
Guijarro indicó que tiene el futuro documento se debe aprobar «cuanto antes» ya que después debe acudir a las Cortes Generales y existe una tramitación con «sus peculiaridades».
Entre otros objetivos el nuevo estatuto de autonomía incorporará derechos sociales, para que «haya una garantía más fuerte de la que tienen» y se creen herramientas para mejorar la gestión de la comunidad.
Cabe recordar que la pasada legislatura, Martínez-Guijarro inició también una ronda de contactos con los partidos (tanto parlamentarios como extraparlamentarios) para avanzar en esta reforma estatutaria, que se vio truncada por la inestabilidad política en Madrid y la ruptura del pacto PSOE-Podemos a cuenta de sus desacuerdos en torno a los presupuestos regionales.