Guijarro anuncia la creación de un Estatuto del alto cargo

C.M
-
Guijarro anuncia la creación de un Estatuto del alto cargo

El vicepresidente primero del Gobierno regional apuntó que este Estatuto «debe regular muy bien las condiciones que tiene que cumplir el responsable público en el ejercicio de su actividad»

José Luis Martínez Guijarro aprovechó su presencia en la jornada de presentación de la Guía para la prevención de la corrupción en las administraciones públicas de Castilla-La Mancha para avanzar el compromiso regional de crear, en la siguiente legislatura, «un sistema de integridad institucional en la administración regional» cuya «piedra angular tiene que ser un Estatuto del alto cargo que regule muy bien las condiciones que tiene que cumplir en el ejercicio diario en su actividad». Norma que, según el vicepresidente primero del Ejecutivo, articule aspectos relacionados con «el registro de intereses y de incompatibilidades».
El avance y puesta en marcha de este Estatuto cumplirá, además, con el reto de «trasladar tranquilidad a los ciudadanos» y de recuperar «el buen nombre de las administraciones, de la gestión pública y de la política» en general, una actividad «bastante denostada por los casos de corrupción». Esta percepción, apreció Martínez Guijarro, «suele meter a todo el mundo en el mismo saco con independencia de la actitud que se haya tenido frente a ese tipo de situaciones que, desgraciadamente, han estado demasiado presentes en algunas instituciones de nuestro país».
En este mismo sentido, no obvió el responsable regional destacar que esta comunidad autónoma «ha sido, desde hace muchos años, pionera en materia de prevención y lucha contra la corrupción», dinámica por la que se establece que «los gestores de la administración deben publicar sus declaraciones de bienes, rentas y actividades» siendo, insistió, «Castilla-La Mancha la primera comunidad en hacerlo hace ya muchos años». No en vano, consideró que «probablemente, a raíz de entonces, esta forma de trabajar ha obtenido resultados» evidentes ya que, citó, «ningún responsable político regional ha sido imputado por causas relacionadas con la corrupción».
Y ya que, en opinión del vicepresidente primero de la Junta, «hay que seguir avanzando y estableciendo mecanismos que permitan poner en marcha opciones de prevención» en todos los ámbitos de la gestión pública, recordó la aprobación -por unanimidad- de la Ley de Transparencia en la presente legislatura, «un elemento clave para la prevención de la corrupción» porque, entre otras cosas, ha regulado los grupos de interés -los llamados lobbies- que «se acercan a los responsables políticos para intentar influir en su toma de decisiones».