El maestro del humor... negro

Pablo de Carlos
-

La ficción de HBO y Netflix '30 monedas' nos trae al Álex de la Iglesia más genuino, el que nos mostró hace más de 25 años un Madrid diabólico en 'El día de la bestia'

El maestro del humor... negro - Foto: Álvaro Padilla

Álex de la Iglesia siempre se ha diferenciado por salirse de lo establecido. Sus películas siempre están pobladas de personajes marginales, inadaptados y con unas situaciones marcadas por un humor negro muy característico. Ahora acaba de emitirse la primera temporada de su primera serie, 30 monedas, en HBO y Netflix. Un exitazo.

En su primer cortometraje, Mirindas asesinas (1991), ya asentaba las bases del tipo de cine que haría: En él, su perturbado protagonista interpretado por Álex Angulo mata a todo el que ose contravenir sus pretensiones. Con él consiguió llamar la atención de Pedro Almodóvar, que le auspició su primer largometraje Acción mutante (1993), una irreverente sátira a las películas de ciencia ficción de nuevo con Angulo acompañado de Karra Elejalde, Antonio Resines o Rossy de Palma entre otros. 

El éxito le vendría con El día de la bestia (1995), película de corte sobrenatural señalando a Madrid como ciudad donde nacería el Anticristo. El padre Ángel (Angulo) tratará de impedirlo aliándose con un inadaptado amante del heavy metal, José María (Santiago Segura). La película obtuvo seis premios Goya entre ellos al mejor director. Este trabajo no solo le consagró a él sino también a Segura (Goya al mejor actor revelación) y recuperó a la actriz Terele Pávez. Desde entonces ambos actores serían habituales en las cintas del director.

Tras este éxito se estuvo moviendo entre películas de corte convencional con otras más de índole español profundizando su humor negro y el esperpento del que siempre ha hecho gala. Así, su siguiente trabajo no saldría de la temática satánica esta vez ambientada en México con Perdita Durango (1997). Dos años después dirigiría a Santiago Segura y El Gran Wyoming en Muertos de risa. El inicio de siglo lo haría con la exitosa cinta de La comunidad con una espléndida Carmen Maura. Tras ella vendrían títulos menores como 800 balas (2002) y Crimen ferpecto (2004). A nivel internacional quiso salirse de su propia idiosincrasia dirigiendo y a Elijah Wood, Leonor Watling y John Hurt en el thriller clásico de investigación Los crímenes de Oxford (2007). Pero no salió satisfecho y volvió al esperpento.

Así es como llegó Balada triste de trompeta (2010). Una agria y rocambolesca historia de payasos vengativos en la España franquista. Fue galardonada en la Mostra de Venecia, al mejor guion y el León de plata a la dirección. 

En 2009, fue nombrado presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, cargo que ocupó durante tres años pues en 2011 dimitió por desavenencias con la ley Sinde. Tras este desencuentro político haría la irregular La chispa de la vida, con José Mota y Salma Hayek. En 2013 estrenó Las brujas de Zugarramurdi como otra de sus delirantes historias de trasfondo oscuro y mucho humor negro contando con la mayoría de sus actores fetiche.

taquillera. Tras el llegarían éxitos como Mi gran noche (2015), El bar, y, sobre todo, Perfectos desconocidos (su película más taquillera hasta el momento) ambas de 2017. 

30 monedas es su más reciente éxito estrenado en HBO, pero no es su primer escarceo con la televisión: participó en programas como El peor programa de la semana e Inocente inocente, y, en 2008 dirigió la serie paródica de ciencia ficción Plutón B.R.B. Nero para La 2. Por su parte, la serie que nos ocupa es mucho más oscura de lo que nos tiene acostumbrados últimamente, retomando el espíritu de El día de la bestia. En ella seguimos la pista del padre Vergara (Eduard Fernández), que asiste a una serie de fenómenos paranormales producidos en una tranquila aldea de Ávila cuando aparece una antigua moneda que perteneció a las 30 con las que se pagó a Judas su traición a Jesucristo. Ello desata, no solo una conspiración milenaria que implica a la Santa Sede, sino incluso un pandemonio en el que participa el propio Satanás. 

 

Pero esto no es todo

Álex de las Iglesia ha firmado un acuerdo con Pokeepsie Films, Sony Pictures España y Amazon Studios para producir una serie de películas de terror bajo el título The fear collection. Esta antología emula aquella serie que hizo en su día el maestro Chicho Ibáñez Serrador con Historias para no dormir; relatos de terror cósmico lovecraftiano donde la Humanidad se verá amenazada por fuerzas sobrenaturales muy en la línea de 30 monedas. La primera película que inaugura este nuevo sello será Veneciafrenia, donde ese pandemonio de horror se desata en Venecia y pilla de lleno a unos inocentes turistas españoles que tendrán que luchar por sus propias vidas.