Educación decidirá el día 15 cómo finalizar el curso escolar

EFE
-

La ministra y los consejeros se reúnen la próxima semana con las recomendaciones sobre la mesa del Consejo Escolar, que quiere que se evalúe sobre los contenidos preparados en casa

Educación decidirá el día 15 cómo finalizar el curso escolar - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez.

El Ministerio de Educación y las comunidades autónomas estudian cómo articular el final del curso 2019-2020 en plena crisis del coronavirus y ya tienen encima de la mesa las recomendaciones que realizó el pasado martes el Consejo Escolar del Estado, que sugiere que los suspensos y las repeticiones de curso sean extraordinarios. Será próximo el miércoles 15 de abril cuando se conozca la fórmula adoptada por Gobierno y comunidades autónomas para finalizar el curso 2019-2020. Ese día, la ministra, Isabel Celaá, se reunirá con los consejeros de los distintos territorios para acordar cómo poner fin al vigente curso escolar, afectado por la interrupción de las clases como consecuencia de la crisis sanitaria.
Para preparar esa cita se reunió ayer la Comisión General de Educación, en la que participan el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, y los viceconsejeros de todas las comunidades autónomas. Aunque fuentes del Consejo Escolar del Estado esperaban que en esa reunión se tuviera en cuenta el documento en el que sugiere criterios para concluir el curso, porque «son las recomendaciones de toda la comunidad escolar» para articular el final del curso, desde Educación aclararon que en un principio no figuraba en el orden del día.
Entre las recomendaciones del Consejo Escolar del Estado, máximo órgano consultivo en materia de Educación, está que la evaluación final incluya la evaluación del tercer trimestre a pesar de que no haya clases presenciales -cuando se garantice que todos os alumnos pueden realizar en condiciones de igualdad las tareas programadas- y que los suspensos y la repetición de curso sean «realmente extraordinarios». Asimismo, defiende que la brecha digital «no puede ser la causa de una evaluación negativa de los aprendizajes» y exige que «ningún estudiante pierda el curso por esta situación». Además, propone trasladar las evaluaciones extraordinarias a septiembre, no prolongar las clases ni los exámenes en julio, avanzar en el temario si la «teledocencia» lo permite y, si se pudieran retomar las clases presenciales antes de junio, reducir los currículos educativos.
Escuelas Católicas ha mostrado su satisfacción por esas recomendaciones, mientras que la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado considera que antepone los criterios académicos al bienestar de los menores y sus familias.