scorecardresearch
José María San Román Cutanda

A Vuelapluma

José María San Román Cutanda


Alfonso X en los pinceles de Alberto Romero

09/05/2022

El catálogo cultural de la ciudad de Toledo tiene todavía hoy, a disposición de todos sus visitantes, la magnífica exposición de Alberto Romero dedicada al rey Alfonso X el Sabio. Una exposición en la que el autor toledano ha vuelto a demostrar su originalidad, así como su pasión por la historia y por sus personajes más reconocidos. Quizá, decir que Alberto Romero es un pintor biográfico sea un atrevimiento. Lo que sí puedo decir, y quizá sea más correcto, es que Alberto Romero es un artista que busca al protagonista del hecho histórico. Ello se denota de su trayectoria pictórica, en la que obras dedicadas a Isabel la Católica, al Cardenal Cisneros o a la Duquesa de Alba han destacado en el itinerario cultural toledano, así como han trascendido más allá de las murallas de la ciudad.
He disfrutado mucho contemplando la propuesta artística que Alberto nos ofrece en su exposición 'Alfonso X, tres culturas, un rey'. Pero he disfrutado aún más de sus explicaciones de cada una de las obras. Todas ellas, elaboradas a través de técnica mixta, exponen diversos aspectos de la vida del Rey Sabio, el más ilustre de nuestros paisanos, a través de las distintas facetas de su saber y desde diversas formas de enfocar su vida. Para poder hacer realidad esta exposición, el autor ha demostrado tener una lectura previa de algunas de las obras históricas más importantes en relación al personaje que protagoniza la exposición. Por eso es tan deliciosa la compañía del autor a lo largo del itinerario expositivo que ofrece, puesto que cada obra cuenta con un aspecto tras ella que la hace más interesante si cabe y que Alberto Romero sabe desgranar con acierto.
En el aspecto pictórico, el particular uso que hace de la técnica mixta se ha convertido en el estilo que caracteriza a Alberto Romero, un estilo que domina y en el que se desenvuelve con maestría. El primer comentario que le hice cuando vi su exposición fue muy directo: en algunas obras, parecía estar abriendo un libro antiguo y viendo ilustraciones del medievo.  Sobre todo, por la particular forma con que ha dibujado algunos rostros y sus detalles. Esta circunstancia y la del choque que produce el uso de distintos materiales para dar forma a elementos concretos de los personajes a los que pinta son dos extremos distintos que unidos crean una unidad excepcional.
La exposición está recogida en un catálogo cuidado y excelentemente maquetado, en el que el autor recoge no sólo sus obras, sino también algunas frases sobre Alfonso X o algún fragmento de las 'Partidas', que demuestran su inmersión previa en la materia. Además, me parece que habría que hacer dos comentarios sobre el afán de Alberto Romero en esta exposición. El primero es la gran importancia que como toledano tiene realizar esta exposición en homenaje al más ilustre de nuestros paisanos,  única en España tanto por su temática como por su estilo en relación con el Rey Sabio. El segundo, el hecho de que su propuesta como artista no haya calado suficientemente en las instituciones, que quizá no han terminado de plantearla como exposición institucional de cara no solo a los escolares o a los universitarios, sino también dentro de la oferta cultural oficial del año Alfonsí. No obstante, sí he visto que ha tenido apoyo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, cuyo presidente ha colaborado en el libro, así como del prólogo de la alcaldesa de Toledo y del actual Duque de Alba, a cuya madre pintó, dando como resultado la magnífica y rompedora exposición 'Doña Cayetana, ¡va por usted!'.
No puedo sino recomendarles visitar la exposición en el Centro Cultural San Marcos de Toledo. Es una actividad que no pueden perderse durante este año dedicado a Alfonso X el Sabio. Y si pueden, llévense un catálogo, porque merece la pena que todo buen toledano guarde uno en su biblioteca. Esta exposición y el tesón de su autor lo merecen.