Fomento va a rediseñar el Plan de Carreteras y la Lotau

L.G.E.
-

El consejero Nacho Hernando señala que lo hará pensando en la despoblación. En Carreteras se incluirá este eje y en Urbanismo se facilitarán los desarrollos residenciales de pueblos pequeños

Hernando contó que todos sus ahorros los tiene en una cuenta joven de una entidad financiera española. - Foto: Yolanda Lancha

Vivienda, urbanismo, transporte, carreteras... Se mire el área que se mire de la Consejería de Fomento, todas ellas tienen incidencia en uno de los principales problemas de buena parte de la región:la despoblación. Su consejero, Nacho Hernando, lo sabe. Por eso algunas de las iniciativas que plantea para esta legislatura se hacen con un ojo puesto en la España vacía. Esta mañana las detalló en una comparecencia en las Cortes regionales.
La despoblación es uno de los motivos por los que va a llevar a cabo una «revisión integral completa del III Plan de Carreteras», algo que se marca para el año que viene. La despoblación entrará como eje prioritario para planificar actuaciones «en comarcas con retos de accesibilidad y problemas de aislamiento».
Antes de llegar a la revisión del III Plan de Carreteras, desde la Consejería de Fomento ya están actuando en la mejora de firmes y ensanches de algunos tramos de vías en zonas rurales con 18 kilómetros entre Saelices y Villarejo de Fuentes y otros 18,5 entre el límite de Cuenca y Peralejo de las Truchas en la carretera que da acceso al parque natural del Alto Tajo. «Los motociclistas están ya frotándose las manos», comentó.
También la despoblación será clave en la modificación que va a hacer de la Lotau, la Ley de Ordenación del Territorio y Actividad Urbanística. Y no será un cambio pequeño. Lo calificó como una «reforma integral y completa». Hernando avanzó que quiere crear una figura de planeamiento para los pueblos con poco habitantes que sea más flexible y simplificada. Además adelanta que «los pequeños desarrollos residenciales de pequeños municipios no tendrán que recurrir a figuras como PAU o reparcelación», pues reconoce que son figuras que al final dificultan la operación.
También piensa en la viabilidad de garantizar el transporte de viajero en autobús en zonas rurales al permitir compaginar el escolar con el general. Esa es una de las claves de los proyectos de transporte zonales que ya hay en activo al sur de Ciudad Real, en la Serranía de Cuenca y en la zona del Señorío de Molina.  Avanza que licitará otras tres el año que viene y que está planificado que en total habrá 24 en las que se compaginarán estos dos modelos de transporte.
En el ámbito de la vivienda, Hernando avanzó que antes de que termine el año quiere resolver las ayudas para los jóvenes que adquieren una vivienda en municipios con menos de 5.000 habitantes. El presupuesto destinado es de 800.000 euros.
Urbanismo de género. Además del enfoque de despoblación, Hernando mostró su implicación en darle a sus políticas enfoque de género. Quiere aprovechar los fondos del Pacto de Estado contra la violencia de género para sacar una línea de ayudas al alquiler para víctimas, con 180.000 euros. También quiere rehabilitar viviendas del parque público de la Junta que están «vandalizadas» para dejarlas en buen estado y ponerlas a disposición de estas mujeres.
Además avanza que elaborarán una guía de «buenas prácticas» en el ámbito del urbanismo para tener calles y barrios «más seguros». Expuso que se trata de «no dibujar en el plano callejones oscuros o que un diseño de nuestros jardines con setos altos sean el coto de caza de manadas de depredadores sexuales».