Pelea multitudinaria con navajas y cadenas en el Polígono

F. J. R.
-

Policía Nacional y Policía Local acudieron en la madrugada del viernes al sábado ante una llamada que alertaba de una reyerta entre 30 y 100 personas en el parque de la Luz

Pelea multitudinaria con navajas y cadenas en el Polígono

Un grupo indeterminado, de entre 30 a 100 personas según los testigos presenciales, se enfrentó en la madrugada del pasado viernes al sábado, sobre las 00:20 horas, en el parque de la Luz del barrio del Polígono. Se desconocen los motivos de esta reyerta multitudinaria en la que, según ha tenido acceso La Tribuna, estarían implicados dos grupos distintos, uno integrado por colombianos y otro por marroquíes, y que según fuentes de la Policía Local de Toledo emplearon navajas y cadenas durante su enfrentamiento.
Una llamada ciudadana alertó de la situación, y la Policía Nacional se personó rápidamente en el lugar, solicitando el apoyo de los agentes de la Policía Local ante la cantidad de personas implicadas.
A la llegada de los policías, que buscaban a una persona que les habían comentado que tenía heridas en la cabeza, un grupo de jóvenes salió del lugar a la carrera. Los agentes de la Policía Local les dieron el alto, haciendo estos caso omiso e iniciándose una persecución en dirección hacia la zona del colegio Alberto Sánchez.
Finalmente, los policías lograron interceptar al grupo en la calle Río Valdehuesa, procediendo a la identificación de tres de ellos mientras que un cuarto se dio a la fuga saltando vallas y tratando de esconderse en la oscuridad. Su intento fue en vano, ya que los agentes dieron con él y fue detenido por un delito de desobediencia grave. Se trataba de un menor de edad, de 17 años, que en esos momentos iba sin documentación.
Los agentes dieron aviso a la Fiscalía de Menores, a sus padres y a su abogado, quedando el joven en libertad esa misma noche.
Hasta el momento no se saben los motivos exactos que provocaron la pelea multitudinaria, pero se ha iniciado una investigación al respecto y se ha intensificado la vigilancia en esta zona. No se han registrado denuncias por ninguna agresión y no se ha tenido constancia de persona alguna que pudiera haber resultado herida durante la reyerta.