scorecardresearch

A casi 40 grados, con niños y sin agua

J. Monroy
-

Los vecinos de las 148 Viviendas de Río Yedra piden una solución a Gicamán por la falta de agua. Tagus y Remica apuntan que la acometida está bien

A casi 40 grados, con niños y sin agua - Foto: ï»Yolanda Lancha

A perro flaco todos son pulgas, dirán algunos, mientras que otros ven una mano oculta. Los vecinos de las 148 Viviendas Sociales de Río Yedra suman un nuevo problema, como es la falta de agua potable. Ya van tres días en julio sin suministro y ahora que Tagus da por arreglada la avería, tan solo ven salir un hilito de agua sucia por sus grifos. “El problema es que 148 familias, 40 grados, con niños, discapacitados y embarazadas estamos sin agua, sin agua, ni fría, ni caliente”, denuncia una vecina, que recuerda que quienes allí viven no tienen precisamente dinero para irse a un hotel o estar comprando agua mineral para utilizarla en casa.

Sin presión llevan en la urbanización durante meses, apuntan sus inquilinos, y el agua tiene problemas para llegar a los quintos y los cuartos. Tuvieron ya dos días sin agua un fin de semana del presente mes por otra avería en el barrio. Pero “lo más flagrante es desde ayer, que a la una y media acabaron las obras de la acometida de agua que tenía Tagus y desde ahí ya no tuvimos agua”, denuncian. Hace unos minutos terminaron la actuación desde la concesionaria del agua en Toledo y su concesionaria de mantenimiento, Remica, y han demostrado a los vecinos que a la acometida y los contadores llega el agua con presión. Sin embargo, a sus casas “llega un hilito marrón en los pisos de abajo”. Ni Remica ni Tagus, explican los vecinos, se hacen ya responsables. De ahí que entiendan que la responsable es la propietaria, Gicamán, a la que piden responsabilidades y de la que llegan a sospechar.