scorecardresearch

El Consistorio actúa en 3.200 alcantarillas para evitar ratas

Lola Morán Fdez.
-

Dentro del calendario anual, se está aplicando un tratamiento de choque contra ratas y cucarachas al que se sumará el próximo mes otro con carácter de refuerzo

La concejala observa junto al responsable técnico de Denfor cómo un trabajador de la empresa concesionaria aplica el tratamiento en una alcantarilla. - Foto: Reviejo

El Ayuntamiento de Talavera está aplicando un tratamiento contra los roedores y cucarachas en más de 3.200 alcantarillas de la ciudad, dentro del calendario anual que se elabora para hacer frente a las ratas e insectos. Así lo dio a conocer este lunes la concejala de Ciudad Saludable y Consumo Responsable, Marta Ramos, quien informó sobre las actuaciones periódicas que se desarrollan en la ciudad en materia de desratización y desinsectación por parte de la concesionaria del servicio, Denfor.

Como explicó, los tratamientos se llevan a cabo durante todo el año, actuando en los meses pares -como es el caso de junio- con un tratamiento de choque al que sucede uno de refuerzo en los meses impares. Estos tratamientos se llevan a cabo en los ocho sectores en los que se ha dividido la ciudad para estos trabajos, en los que se incluyen las Eatims de Talavera la Nueva, El Casar y Gamonal, así como el polígono industrial de Torrehierro.

La edil remarcó que, de igual manera, a lo largo de todo el año «se atienden todos aquellos avisos que llegan a la Concejalía», bien a través de la aplicación de la Línea Verde, por el teléfono de Sanidad -925 81 35 65- o al correo electrónico sanidad@talavera.org. La concejala aprovechó para solicitar la colaboración ciudadana para que, si detectan alguna incidencia de estas características, den aviso para poder darle respuesta a la mayor brevedad.

A este contrato de Desinfección, Desratización y Desinsectación de la ciudad se destina un presupuesto anual de 105.000 euros destinados al control de palomas, el tratamiento de la red de alcantarillado, el del control de los quironómidos y los tratamientos de esta índole que se aplican en todas las instalaciones municipales.

Tratamientos. El proceso se lleva a cabo en el alcantarillado, que se levanta para comprobar si hay cucarachas y aplicar un tratamiento pulvericida.Se revisa también si el cebo para roedores previamente depositado ha tenido consumo, en cuyo caso, se sustituye por uno nuevo, mismo procedimiento que se sigue si el que hay se encuentra en mal estado.

Como explicó el responsable técnico de Denfor, Paco Galán, el plan de choque se extiende por el 40% de los puntos de acceso de la red de saneamiento. Al mes siguiente, en el que se lleva a cabo el tratamiento de refuerzo, se actúa en los puntos en los que se ha detectado actividad mediante un estudio que arroja datos de todos esos puntos mediante un sistema de geolocalización. Estos planes alternos de choque y refuerzo conforman este tratamiento «preventivo» que permite determinar las medidas a adoptar.

«En la red de alcantarillado siempre hay roedores y siempre hay cucarachas, lo importante es mantenerlos en un nivel poblacional bajo», explicó Galán, quien remarcó que «tienen una función dentro del alcantarillado, con lo cual no podemos pretender erradicarlos». En el caso de las cucharas, su función es «el deterioro de la materia orgánica» y el de las ratas «tener vías de paso para que no haya atrancos».

El responsable técnico manifestó que Talavera, desde hace unos años, ha irrumpido la cucaracha periplaneta americana, «una especie mucho más difícil de controlar, con un comportamiento más alarmante para la población» y que está sustituyendo a la cucaracha negra. En cualquier caso, aseguró que su presencia está «bastante controlada» y en puntos ya definidos, entre ellos varias calles del centro y alguna zona de adosados, en los que se incide más en el tratamiento que se aplica.