Reciclar en los colegios de Quintanar tiene premio

La tribuna
-

Los centros educativos de Quintanar cuentan con cubos para la recogida de residuos que permitan mantener los centros y calles aledañas limpias

Reciclar en los colegios de Quintanar tiene premio

lt / toledo
El Ayuntamiento de Quintanar de la Orden a través de la Concejalía de Consumo y la Oficina Municipal de Información al  Consumidor (OMIC) ha puesto en marcha una campaña de recogida de residuos en los diferentes centros educativos de la localidad. 
La iniciativa surgió tras observarse que en las zonas aledañas de los centros existían gran cantidad de residuos en la vía pública con la consiguiente molestia tanto del vecindario, como de los viandantes. Además esos residuos daban lugar a la proliferación de animales callejeros que convertían las zonas en lugares insalubres. 
Así, tal y como explicaba la concejala de Consumo, Mª Dolores Fernández, se pensó en aumentar y facilitar los medios para la recogida de dichos residuos por parte de la población potencial que puede desencadenar estos desperdicios. En este sentido, «se pensó en dotar a los centros educativos de unos contenedores para que los chicos y chicas colaboren, ofreciéndoles, además unas pautas de actuación que a la vez tendrán una recompensa».  
 La concejala de Consumo apunta que de esta forma «se intenta potenciar el reciclaje y fomentar el cuidado por el medio ambiente y nuestro entorno», sobre todo entre la población de corta edad que, paradójicamente, se convierten muy a menudo en los educadores de los adultos.
Así, en la mañana del pasado miércoles, 12 de febrero, la concejala de Consumo junto con la responsable de la OMIC, Piedad Escudero, recorrierono los distintos centros educativos del municipio, donde el personal del Ayuntamiento dejó los contenedores destinados a la recogida de residuos. Contenedores, que además presentan un diseño elaborado por el profesor de la Escuela Municipal de Pintura, Franz Campoy, con un fondo donde se ven las torres de la Iglesia y la Ermita representando así a Quintanar de la Orden; y en un primer plano el material que se recoge en cada contenedor: papel, recipientes y materia orgánica.
Según indicaba la responsable de la OMIC, los objetivos  son recoger los residuos sólidos obtenidos principalmente del almuerzo, seleccionar los diferentes materiales de desecho, lograr un clima de confianza entre alumnado, vecindario y otros posibles afectados, valorar la importancia de la sostenibilidad y crear una conciencia ecológica, implicándose activamente en todos estos fines. Así, y para motivar, si la tarea se lleva correctamente se recompensará al alumnado con baños en la piscina climatizada o entradas al cine.