scorecardresearch

El Foro por la Memoria e IU-Podemos condenan el acto fascista

M.G
-

Emilio Sales cree que ha habido "connivencia" y "se ha levantado la mano" para que los ultras del Lazio pudieran desplegar la pancarta en honor a Moscardó. El Foro por la Memoria e IU exigen que se depuren responsabilidades en el Museo del Ejército

Museo del Ejército de Toledo - Foto: David Pérez

«Es una vergüenza». Así lo repite una y otra vez el presidente del Foro por la Memoria de Toledo, Emilio Sales, en relación al homenaje a Moscardó que consiguió realizar un grupo de ultras del equipo italiano del SS Lazio en el patio del Alcázar la semana pasada y ha sido difundido en redes sociales.

Sales tiene claro que este grupo de aficionados pudo desplegar una gran pancarta de catorce metros para exaltar la figura del general Moscardó porque «hubo connivencia y alguien levantó la mano» para que se pudiera realizar este acto de exaltación sin problemas y sin que el personal de seguridad lo impidiera.

Por tanto, considera que este tipo de manifestaciones ilegales revisten gravedad y desde el Foro por la Memoria de Toledo se exige al Museo del Ejército y al propio ministerio de Defensa que investiguen lo sucedido y «depuren responsabilidades» para que este tipo de manifestaciones fascistas.

En este caso, Sales tiene claro que una pancarta de gran tamaño no puede pasar desapercibida a la entrada del Museo del Ejército, motivo por el que sospecha que los ultras del Lazio pudieron llevar a cabo su objetivo porque no tuvieron ningún impedimento y pudieron pasar el control de seguridad sin ningún problema.

Además, también ve conveniente que el Ayuntamiento y el resto de administraciones también se interesen por esta polémica y pidan explicaciones al Museo del Ejército para que no puedan volver a repetirse este tipo de manifestaciones que contravienen la legalidad.

El Foro por la Memoria va más allá incluso y pone de manifiesto la necesidad de que el Gobierno Central, a través del ministerio correspondiente, a través de la Dirección General de Memoria Democrática, se interese por estos hechos e incluso ponga en conocimiento del gobierno italiano esta situación y  «eleve una queja» porque este homenaje a Moscardó como parte de la exaltación de la 'simbología franquista' por parte de los ultras fascistas italianos se considera un acto contrario «a la memoria democrática».

Por último, Sales teme que el patio del Alcázar se convierta en escenario para este tipo de manifestaciones fascistas, puesto que los ultras del Lazio lo han colgado en sus redes sociales como un triunfo y «puede invitar a otros grupos a batir este récord».

Sumplir la ley. También el Grupo Municipal de Izquierda Unida ha querido responder y, sobre todo, «condenar la laxitud con la que las autoridades del Museo del Ejército han actuado y cuyo descuido ha permitido que se introduzcan  en estas instalaciones museísticas elementos que no deberían introducirse nunca, como pancartas gigantes que han permitido actitudes execrables», como deja claro Txema Fernández. 

Al respecto, recuerda que las leyes de nuestro país «están para cumplirse, tanto las que están relacionadas con los museos estatales como la propia normativa de Memoria Histórica, vigente desde el año 2007. Fernández  alude a la importancia de esta ley, de igual validez que cualquier otra y subraya la obligación de su estricto cumplimiento. 

Sin embargo, desde IU lamentan la situación y que el Alcázar siga siendo protagonista de actos antidemocráticos. Sin ir más lejos, el portavoz del grupo recuerda también que el edificio «sigue albergando los restos de dos golpistas sublevados con un régimen democrático y se siguen celebrando misas privadas de exaltación a los caídos en la cripta». En su opinión, todas estas manifestaciones siguen dejando a la luz la necesidad «de quienes quieren mantener viva la llama del autoritarismo».

Por tanto, Fernández asegura que este edificio público «no debe permitir este tipo de acontecimientos tan visibles y ostentosos porque así seguirá siendo parte de la historia más negra de nuestro país».