IU: El dispositivo de seguridad de la ministra «no funcionó»

La Tribuna
-

Su coordinador regional, Juan Ramón Crespo, considera que la Delegación del Gobierno «actúa tarde»pidiendo las identificaciones y exige que se «depuren las responsabilidades oportunas ante el fallido dispositivo de seguridad»

IU: El dispositivo de seguridad de la ministra «no funcionó»

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha pedido que se depuren las responsabilidades oportunas ante el fallido dispositivo del pasado viernes en Toledo cuando un grupo de personas increparon a la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.
La formación de izquierdas condena los insultos y las agresiones que sufrió la ministra y considera que la Delegación del Gobierno llega tarde pidiendo la identificación de estas personas.
En nota de prensa el Coordinador Regional de Izquierda Unida Castilla-La Mancha, Juan Ramón Crespo, señala que «el pasado viernes fuimos testigos de un bochornoso espectáculo cuando un grupo de exaltados realizaron insultos machistas y golpearon el coche de la ministra Yolanda Díaz en su visita a Toledo», a lo que añadió que un hecho que no contó con el «dispositivo adecuado» y que no se tuvo la «prevención de evitar dicho altercado».
A juicio de Crespo, la Delegación del Gobierno llega tarde dando instrucciones para que sean identificados todos los participantes en dicha concentración.
«Este viernes observamos que un grupo de exaltados que realizaron una concentración no comunicada llegaron a cortar el paso y golpear el coche de la ministra Yolanda Díaz, un hecho que demuestra que el dispositivo policial no funcionó», explicó el líder de la formación de izquierdas.
Por último, Crespo declaró que «seguirán trabajando para mejorar las condiciones de vida de las familias que en peor situación se encuentran después de esta pandemia y no nos van a amedrentar en nuestro empeño, ni éste, ni ningún otro de los recibidos por los representantes de Unidas Podemos».

Una veintena de manifestantes, profesionales del sector taurino, protestaron el pasado viernes a las puertas del Ayuntamiento de Toledo con motivo de la presencia de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz y la falta de ayudas  por cese de actividad que han recibido el resto de sectores. Los espontáneos esperaron a su llegada y asaltaron un vehículo oficial un cuarto de hora antes de que comenzara el acto de presentación de Toledo como Capital Europea de la Economía Social.
La protesta continuó durante una hora bajo la atenta mirada de varios agentes de la Policía Local para evitar altercados, pero finalmente lograron su objetivo, increpar a Díaz cuando su coche salía del garaje del Ayuntamiento.
Poco antes de que acabara el acto, un pequeño grupo del sector taurino se ‘esfumó’ y se apostó en las cercanías para sorprender al vehículo oficial. Las dificultades que ofrece este garaje municipal para una salida rápida provocaron que a los tres o cuatro manifestantes que gritaban junto al vehículo se sumara el resto. El asalto dejó momentos de tensión con unos manifestantes muy exaltados que terminaron golpeando los cristales y entorpeciendo el paso con una pancarta. Además, uno de ellos se tiró al suelo delante del coche para impedir su salida, con lo que los policías nacionales y locales tuvieron que actuar, levantar al manifestante e impedir que el altercado fuera a más, pero en ningún momento se produjeron cargas policiales pese a la exaltación de los participantes.
«No somos delincuentes, somos toreros», no pararon de gritar durante más de media hora. Los manifestantes insistieron en la discriminación que están sufriendo por la falta de ayudas, y en la necesidad de que el Gobierno mire por un sector «que tiene que dar de comer también a sus familias».