scorecardresearch

Problema de calefacción en las Antiguas Escuelas de Azucaica

J. Monroy
-

La Candelaria reclama su puesta en marcha para las actividades extraescolares y el Ayuntamiento reconoce que ha habido falta de comunicación, pero la cuestión se ha zanjado

Problema de calefacción en las Antiguas Escuelas de Azucaica - Foto: David Pérez

La calefacción de las Antiguas Escuelas del barrio de Azucaica, utilizadas para clases de mayores por el Ayuntamiento y para niños por el Ampa, ha provocado el enfado de la Asociación de Vecinos La Candelaria. Su presidente, Víctor Fernández Jara, ha denunciado la «discriminación» de los segundos, que han tenido que acudir a sus actividades extraescolares en abrigo y con calefactores. Por su parte, el concejal responsable del mantenimiento de los edificios municipales, Ramón Lorente, ha reconocido un error de comunicación con la empresa concesionaria, algo que, apunta, ya se ha subsanado. La calefacción tiene que estar ya en marcha.

Explica Fernández Jara que tras la cesión a Educación del pasado año, las Antiguas Escuelas están siendo utilizadas, de nuevo, por el Ampa, que por las tardes desarrolla clases de flamenco o inglés. Con la calefacción rota, el pasado 31 de octubre se instaló una nueva caldera, que según el Ayuntamiento se puede accionar a distancia. Al tiempo, Servicios Sociales también está dando allí clases a los mayores por la mañana, en un espacio con mobiliario de la Asociación, dado que se trata de las únicas aulas disponibles en el barrio, tras el paso de la Dana por el Centro Cívico.

El caso, explica Fernández Jara, es que hay una «discriminación» hacia los niños, que no tienen calefacción, a pesar de las múltiples peticiones del Ampa y la propia Asociación; discriminación respecto a los mayores que sí lo tienen y también los pequeños de otros barrios. El problema se repitió este sábado, con una actividad vecinal, con más de ochenta niños, también con calefactores de casa, lo que ha llevado a la Asociación a explotar.

Solución. La cuestión, no obstante, apunta el concejal Ramón Lorente, ya está zanjada. Los técnicos han pedido que nadie toque la caldera más que ellos, para que no se estropee. Pero eso no quiere decir que no se ponga en marcha siempre que lo pida cualquier entidad, «a todas las Ampas o Asociaciones que lo solicitan, se les conecta la calefacción cuando lo piden. Últimamente, han llamado los padres del Garcilaso y el Alfonso VI. Y si hay averías, como con el aire acondicionado de Valparaíso, se arreglan. No ponemos pegas, se atienden lo más rápido posible».

Cierto es que, en este caso, La Candelaria había dado al Ayuntamiento su calendario de actividades en las Antiguas Escuelas antes del puente, y aquí Lorente reconoce que ha habido un error de comunicación con la concesionaria, ya solventado. La persona que tenían que hacerlo tuvo un grave problema familiar «y se le pasó». De lo que no tenía conocimiento es de la actividad del sábado, al parecer, no se había comunicado.