scorecardresearch

25 años desarrollando «Valores humanos»

Mario G. Gutiérrez
-

El Colegio Mayol celebra un cuarto de siglo desde que en 1997 se transformase en Sociedad Cooperativa cimentando la educación en «un clima de convivencia y libertad»

Al acto acudieron diferentes personalidades como representantes institucionales para conmemorar el aniversario. - Foto: L.T.

El Colegio Mayol de Toledo está de celebración. Durante este año se cumplen 25 años desde que la institución educativa se transformase en cooperativa para seguir brindando atención a los alumnos que se formaban en sus aulas. 

Por ello, en la tarde de ayer, el Auditorio de Eurocaja Rural acogió un acto institucional en el que junto a la familia del Colegio Mayol, diferentes representantes institucionales quisieron respaldar este aniversario. Ana María Carmona directora general de Autónomos, Trabajo y Economía Social del Gobierno regional, José Gutiérrez, delegado provincial de cultura y deporte; Teo García, concejal de Educación, Cultura, Patrimonio Histórico y Documental e Infancia; Felipe Batuecas, asesor técnico del Ministerio de Educación; así como el presidente y el director general de la entidad financiera, Javier López y Víctor Manuel Martín, fueron algunas de las caras conocidas que participaron de algún modo en una velada, donde hubo música y baile en directo, con protagonismo de los propios alumnos del centro.

A pesar de que su historia se remonta al año 1949 cuando Francisco Mayol Otálora fundase el colegio en Madrid, su traslado a toledo se produjo ocho años más tarde, en 1958. 

En 1997, tras la jubilación de su fundador, el Colegio Mayol se transforma en Sociedad Cooperativa, fecha que se conmemora en este 2022, lo que tal y como explica María del Carmen Aguado, presidenta del Consejo Rector, desembocó en «una experiencia que lo convierte con éxito en pionero en esta ciudad histórica». 

Desde el centro destacan que este es, el rasgo que mejor define la filosofía del Colegio Mayol: la de situarse a la vanguardia de todas las innovaciones posibles en el campo de la enseñanza. Recalcan que ya en los años 60 introdujo la coeducación e implantó el inglés en todos los niveles no obligatorios, en los años 70 se adelantó al resto de las instituciones docentes con la introducción de servicios de Psicología aplicada a la enseñanza, así como la de un Servicio Médico.

En la actualidad, según explicó Francisco Mayol, «cualquier planteamiento que tenga como finalidad mejorar la calidad educativa pasa inexorablemente por la entrega y el esfuerzo constante del personal docente», además de poner de relieve la importancia que para la sociedad cooperativa tiene «el vínculo con las familias».

Además en su ideario queda patente la cimentación en una educación que tenga que ver con nuestra dimensión como seres humanos y que se desarrolle en un clima de convivencia y libertad.

Precisamente a ello hizo referencia el concejal de Educación, Cultura, Patrimonio Histórico y Documental e Infancia, Teo García, quien en declaraciones a La Tribuna, destacó la importancia de un centro con tanta historia en la ciudad, y con el que se refrenda el compromiso del equipo de Gobierno con la educación y la cultura, recordando que «si algo también define a este colegio es el carácter innovador de sus enseñanzas y de su metodología de trabajo a lo largo de toda su trayectoria, pioneros en idiomas, convivencia, deporte y ahora digitalización», resaltaba.