scorecardresearch

Derrota con final feliz (0-3)

A. L. Fernández
-

Ya clasificado para los 'playoff' antes de salir al campo, el CD Torrijos, con muchos no habituales en el once, se vio superado desde el principio por el CD Manchego

Derrota con final feliz (0-3)

El CD Torrijos salió al césped del Municipal de San Francisco con el objetivo cumplido. La derrota de su perseguidor, el Villarrubia CF, en su partido de la jornada del sábado frente al Villarrobledo, dejaba al equipo toledano con la quinta plaza asegurada. Conocedor de ello, Esteban Becker hizo rotaciones con la mirada puesta en la fase de ascenso. Y es que, ya se sabe que el rival en Alcázar de San Juan será el CD Quintanar del Rey.

Hubo cambios en todas las líneas, incluida la portería, donde Machuca cedió su lugar a Tito. Otros titulares habituales como Barrientos o Kofi también empezaron en el banquillo. La afición torrijeña había respondido, pero el equipo parecía estar desconectado. Muy pronto el CD Manchego Ciudad Real inclinó la balanza a su favor, pues un buen centro de Chapa fue aprovechado por Jordi Aláez para con categoría y calidad para poner el 0-1 en el electrónico.

El conjunto ciudadreaeño, que no se jugaba nada en su última jornada (en la última tenía a La Roda CF), demostró tener más claras las ideas. No se metió atrás con el primer gol y siguió buscando la portería rival una y otra vez.  Antes de llegar al descanso, el Cd Manchego puso la puntilla al partido tras una gran jugada coral que terminó aprovechando Edmilson para poner tierra de por medio. Con ese 0-2 el partido llegó al periodo de descanso.

En la segunda parte nada parecía cambiar. El cuadro visitante no cedió en su deseo de despedirse de esta temporada con buenas sensaciones y una mala salida de Tito permitió a Iván Albert poner el 0-3 a portería vacía. El partido estaba ya sentenciado con quince minutos todavía por jugarse. El CD Torrijos seguía con su empanada y en ningún momento puso en problemas a la sólida defensa del Manchego.

El técnico, Esteban Becker, buscó meterse en el partido metiendo cambios ofensivos, como Chino y Kofi, pero ni con esas. Los últimos compases del partido transcurrieron con total normalidad, así que los dos equipos, con los deberes hechos, firmaron un alto el fuego y se dejaron ir hasta que el colegiado pitó el final del choque.

Fue una derrota con un sabor especialmente dulce, aunque el objetivo de la temporada para el CD Torrijos estaba ya en el zurrón. Ya conociendo la identidad del rival, el conjunto rojiblanco tendrá una última jornada plácida y con pocas cosas en juego. La mirada esta puesta en esa fase de ascenso que tanta ilusión genera en el municipio. Por eso, una vez terminados los noventa minutos, el equipo se dio un baño de masas con una afición totalmente entregada. Lo mejor está por venir.