Muy deficiente para las instalaciones del Jaime de Foxá

J Monroy
-
Muy deficiente para las instalaciones del Jaime de Foxá

El Ampa del centro escolar denuncia en el Consejo de Participación un elevado número de carencias, que van desde goteras a aseos con las puertas arrancadas


El CEIP Jaime de Foxá es el centro educativo más antiguo del barrio del Polígono, con más cuarenta años, «y la gran mayoría de sus instalaciones e infraestructuras no han sido renovadas nunca desde su construcción en el año 1974». Así lo denunció su Asociación de Madres y Padres (Ampa) en el último Consejo de Participación del barrio. Su portavoz, Beatriz Montalbán, pidió ayuda y expuso un demoledor informe, realizado con los padres, en el que se evidencia 26 importantes carencias del centro, todo ello, acompañado por sendas fotografías. Su petición es que, bien Ayuntamiento, bien Junta, cada uno en sus competencias, hagan los arreglos en el menor tiempo posible.
Porque decir que acudir al colegio Jaime de Foxá es un infierno, no es más que una licencia literaria, una hipérbole en referencia al calor que allí sufren alumnos y profesores en invierno y verano. Durante los meses más fríos, apunta el informe, no es posible regular los radiadores de las aulas por lo que en muchas ocasiones es necesario abrir las ventanas de las aulas con la perdida de energía y despilfarro económico que esta medida supone y que debería solucionarse. Mientras tanto, durante los meses de calor, y debido a la orientación de las aulas, la temperatura que estas alcanzan desde primera hora de la mañana «hacen prácticamente imposible el desarrollo de las actividades que en ellas se desarrollan». Los ventanucos en gimnasio-salón de actos cerrados imposibilitando la ventilación del espacio, con lo que se alcanzan altas temperaturas en los meses más calurosos. Eso, en el edificio de los ‘mayores’, porque en el de Infantil es imposible abrir las ventanas por peligro de accidentes, dado que quedan a la altura de la cabeza del alumnado. A todo esto se suma que no existe en el recinto exterior prácticamente ningún sitio con sombra en el que poder estar.
En lo que a infraestructuras se refiere, los padres piden el arreglo de goteras. Otro capítulo importante de deficiencias está en los baños. Los baños del edificio de Primaria se encuentran en muy mal estado de conservación, con puertas que arrancadas, e inodoros y urinarios de pared muy antiguos. Porque denuncian los padres que en la actualidad hay baños que siguen contando con las duchas originales de obra, «que lo único que hacen es acumular suciedad», mientras que sólo queda, para todo el alumnado, un único inodoro en el baño de chicos y dos inodoros en el baño de chicas. El edificio de Infantil únicamente cuentan con dos lavabos para las cuatro aulas, dos inodoros mixtos y dos urinarios de pared en el baño que comparten las maestras con los niños.  A falta de pulsadores automáticos, en los baños las luces se quedan encendidas. De igual forma, los grifos ‘a rosca’ «se quedan goteando durante las veinticuatro horas del día», mientras que los grifos con pulsadores, «tienen un caudal descontrolado que hace que se pierda mucha agua». También hay dos tipos de cisternas: las antiguas, que están continuamente soltando agua, y otras que descargan muchos litros cada vez que se tira de la cadena. Además, el acceso a baños exteriores con un pequeño escalón provoca que en días de lluvia el agua entre dentro de los mismos.
Porque gran parte de las denuncias de los padres se centran en el exterior del edificio. Piden los padres el cerramiento de la zona conocida como ‘torreón’ «por ser lugar de celebración de botellón por personas que saltan al centro durante el fin de semana y suponer un grave peligro para el alumnado los restos que allí dejan».
También alertan del pésimo estado del cableado exterior del centro y de la iluminación. Alrededor de la pared  del colegio hay unas farolas «pero no funcionan, por lo que cuando celebramos actividades en horario  tarde-noche, nos quedamos a oscuras». Además, es necesaria la revisión y el mantenimiento adecuado de los árboles que rodean el colegio, dado que tiene las ramas muy bajas y a ras de cabeza.
Las pistas deportivas de la parte trasera se encuentran en desuso «por el lamentable estado en el que se encuentra el vallado de la misma y el peligro que entraña para el alumnado de caídas al vacío». Además, las canastas que se encuentran en la pista deportiva no tienen aro, por lo que los niños no las pueden usar. La pista delantera del edificio tiene algunos socavones que pueden resultar peligroso para el alumnado.
El acceso al edificio de Educación Infantil desde el patio de arena se encuentra en muy mal estado. Los padres proponen la instalación de alguna zona techada en la entrada al edificio de Infantil, que resguarde la entrada y salida del alumnado en los días de lluvia.Los problemas de accesibilidad, no quedan ahí. Hay gran cantidad de escalones en la parte trasera del edificio que impedimenta el acceso de personas con movilidad reducida a este espacio. Y hay un escalón muy alto en la entrada al comedor escolar.
Otra propuesta es la reposición de bancos, dado que los actuales se encuentran muy deteriorados y en otros casos es imposible sentarse en ellos debido a la altura que están puestos. De igual manera, piden la reposición de papeleras.
En busca de soluciones. La presidente del Distrito, Inés Sandoval, y el representante socialista, Diego Sánchez-Dehesa, trataron de poner luz sobre el asunto y apuntaron algunas mejoras inmediatas. Parece que no de los problemas en la reparación de las carencias de algunos centros escolares, es que no queda claro cuáles son las competencias de la Junta y cuáles del Ayuntamiento. El segundo está, poco a poco, tratando de mejorar el mantenimiento. De hecho, ya ha tratado de acabar con las goteras, actuando sobre las cubiertas y los canalones. También ha actuado sobre el vallado. Próximamente lo hará sobre la iluminación de este centro escolar y en el perímetro por Cascajoso. La Asociación de Vecinos El Tajo también pidió actuaciones en los bancos y papeleras.
No obstante, los representantes socialistas apuntaron que la situación del Jaime de Foxá puede ser uno de los asuntos importantes de la reunión que hoy mantienen representantes muncipales del área de Educación y representantes de la Delegación de la Junta. El objetivo es estudiar las carencias de los centros y buscar soluciones entre ambas administraciones, para que no queden puntos muertos.
Además, desde el Ayuntamiento también se destacó que los padres del Jaime de Foxá son los más activos en la aplicación que el propio Consistorio ha puesto en marcha para denunciar las carencias de los centros escolares. De ahí han salido algunas de las actualiciones realizadas. En cualquier caso, habrá que continuar con el seguimiento de las carencias.

 

Muy deficiente para las instalaciones del Jaime de Foxá
Muy deficiente para las instalaciones del Jaime de Foxá