Movimiento contra Puy du Fou solicita paralización cautelar

Á. de la Paz
-

Cinco asociaciones de distintos ámbitos presentan ante el TSJCLM un recurso contra la aprobación del PSI y reclaman medidas para la interrupción inmediata de la obras en la finca Zurraquín

Movimiento contra Puy du Fou solicita paralización cautelar

El movimiento ciudadano Queremos Saber la Verdad del Puy du Fou presentó ayer en el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCLM) un recurso de interposición por la vía contencioso-administrativa contra la aprobación, por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha, del Proyecto de Singular Interés (PSI) relativo a la instalación del parque temático en Toledo. La demanda, presentada por cinco organizaciones sociales de diversa índole, aborda supuestas irregularidades en la tramitación y los plazos y plantea el incumplimiento de la administración regional y local en aspectos vinculados a la normativa urbanística, la protección ambiental, la gestión del agua pública y en la prevención de incendios forestales. La petición incluye, además, la paralización cautelar de las obras que desde hace algunos días se están realizando en la finca Zurraquín.
Los demandantes claman por «un proceso viciado desde el origen» y apuntan a la responsabilidad del Gobierno regional que preside Emiliano García-Page. El movimiento social, sin capacidad jurídica al no estar formalizada su inscripción como asociación, se ha apoyado en las asociaciones de vecinos El Tajo y La Voz del Barrio, el partido político Equo, el sindicato STAS Castilla-La Mancha y la organización Ecologistas en Acción. Miguel Ángel Hernández, portavoz de Ecologistas en Acción y del propio movimiento contra Puy du Fou, manifestó su «esperanza» en que el plan para la edificación de este espacio de ocio en un paraje agreste próximo a la capital regional no termine de llevarse a cabo.
«La foto del brindis perseguirá a Page», dijo Hernández sobre la imagen del presidente regional con la familia De Villiers, promotora de la iniciativa empresarial, antes de que su llegada cristalizara definitivamente. El ponente lamentó que la decisión de crear un parque temático sobre la historia de España en Toledo «se tomara mucho antes de que la ciudadanía lo supiera». Desde su fundación, el movimiento ha tratado de incorporar al debate público de la ciudad sus dudas sobre el macroproyecto, apuntando a cuestiones ambientales, sociales, económicas, laborales y de habitabilidad.
Sobre la petición de paralización inmediata de las obras, presentada junto al recurso de interposición en la sede judicial Albacete, Hernández citó el peligro que supone realizar transformaciones de gran calado en un entorno que estas asociaciones pretenden preservar. Los demandantes invocan el principio periculum in mora ante el riesgo de deterioro del patrimonio ambiental de la finca Zurraquín, un terreno con notable presencia de flora y fauna en el que las máquinas de gran tonelaje ya trabajan moviendo tierra.
«La decisión sobre la cautelar puede tardar semanas o meses; pedimos al TSJCLM que sea diligente», aseguró Hernández. El portavoz citó los casos de la Isla Valdecañas (en Cáceres) o el Hotel Algarrobico (en Almería) como ejemplos de «muertos vivientes» por haber sido edificados antes de la resolución judicial contraria.
Por otra parte, el movimiento Queremos Saber la Verdad del Puy du Fou ha iniciado una campaña de recogida de fondos entre la ciudadanía «para sufragar los gastos que puedan derivarse de estas acciones judiciales».
Manifestación. Coincidiendo con la festividad de San Ildefonso y las celebraciones institucionales por el Día de la Ciudad, el movimiento contra Puy du Fou celebrará una manifestación de protesta y sensibilización ciudadana. La movilización, bajo el eslogan de «Toledo sí se vende, Puy du Fou», comenzará a las 17.00 horas. Los organizadores han llamado a los participantes a concentrarse en el número 7 de la calle Trinidad, frente al centro cultural San Marcos.