scorecardresearch

Vecinos de la TO-20 alertan de la presencia de ratas y ratones

Jaime Galán
-

Los afectados pidieron su limpieza al Ayuntamiento hace un mes. La misma plataforma presentó su propuesta para reducir la velocidad en las vías TO-20 y TO-21 ante el 'Defensor del Pueblo'

Imagen del talud dónde se encuentran estas plagas.

Hay un refrán que dice lo siguiente: «Montas un circo y te crecen los enanos». Pues algo así le ocurre al Ayuntamiento de Toledo con los alrededores de las vías TO-20 y TO-21. Y es que a las habituales quejas de la 'Asociación de Afectados por el Ruido de la Autovía Zona Urbana en Ronda de Buenavista Toledo' en relación a los ruidos que sufren los vecinos por los vehículos que transitan por estas vías cercanas a sus viviendas, ahora se suma la presencia de ratas, ratones y procesionarias en el talud colindante a la carretera, según denuncian desde la misma plataforma.

Su portavoz, Carmen Cervantes, alerta de la presencia de estos animales en el entorno, que acaban colándose en sus domicilios. En referencia a los roedores, Cervantes relata que en varios episodios algunos vecinos tuvieron que «cazar» a algunos de los animales que se colaron en sus viviendas procedentes de este talud, «con lo desagradables que son estas situaciones», lamentó. En cuanto a las procesionarias del pino, un tipo de oruga, la integrante de la plataforma de afectados por la carretera, manifestó que estas se encuentras en los árboles contiguos a la TO-20, pero que «cuando se levantan fuertes rachas de viento, estas llegan hasta los patios de nuestras viviendas, con lo perjudicial que puede llegar a ser para nuestros perros o gatos».

Para los afectados, esta situación es fruto del «abandono de los pinos y de los rastrojos acumulados en el talud», alegando que se debe a una falta de adecentamiento de la zona, «que está muy sucia», reiteró Carmen Cervantes. Los pinos de los que, presuntamente, provienen las procesionarias están junto a las mamparas que ya se colocaron en su día entre las viviendas y la carretera para reducir la contaminación acústica de estos vecinos. 

Desde la asociación apuntan al consistorio toledano como responsable de acometer la limpieza del talud y su entorno. De tal modo que presentaron, aproximadamente hace un mes, la propuesta de limpieza de la zona en el Buzón del Ciudadano del Ayuntamiento, no solo para su desratización, sino también «para prevenir incendios entre la maleza». Alegan que les respondieron que habían recibido la demanda y que esta sería trasladada a Medio Ambiente, pero informan de que «aún no ha actuado nadie».

VELOCIDAD DE LA VÍA. Respecto a sus demandas sobre la reducción de la velocidad en la TO-20 y TO-21 al considerarlas vías urbanas, y no autovías, los vecinos ya presentaron la semana pasada su denuncia ante el Defensor del Pueblo, tal y como avanzaron que harían hace unos meses. Desde la plataforma consideran que tienen «pruebas documentadas» que indican que se trata de una vía urbana, «pese a que el Ayuntamiento lo compare con la M-30 de Madrid». Anunciaron que «si es necesario iremos a las instituciones europeas, porque sabemos que tenemos la razón».