La Estrella prohíbe el botellón

J.M.
-

El Ayuntamiento establece unas sanciones de 500 euros para las infracciones muy graves, de 200 euros para las graves y de 50 euros para las leves.

La Estrella prohíbe el botellón

El municipio de La Estrella de la Jara y la pedanía de Fuentes suman menos de 300 empadronados, pero coinciden en problemas con las grandes urbes. Como el ‘botellón’. El Ayuntamiento tramita una ordenanza que entrará en vigor, en principio, a principios de diciembre para castigar las infracciones. Sanciones que pueden acarrear multas de hasta 500 euros.
«El Ayuntamiento de La Estrella, sensible a los graves perjuicios que se siguen causando a los vecinos de nuestro pueblo por la práctica del consumo de bebidas alcohólicas ‘botellón’, considera pertinente la probación de la ordenanza reguladora de dicha actividad con el fin de proteger mejor la salud pública», sostiene el Consistorio jareño en el texto publicado el pasado día 13 en el Boletín Oficial de la Provincia.
Y prosigue el Ayuntamiento de La Estrella: «Cada día es más demandada a esta institución, por los distintos colectivos y vecinos de las zonas afectadas, la intervención municipal para erradicar las consecuencias perjudiciales que viene padeciendo este pueblo como consecuencia del comportamiento incívico por la práctica del consumo de bebidas alcohólicas, con la proliferación de actos vandálicos que conlleva daños, en muchos casos irreparables, al patrimonio y mobiliario público, generación de ruidos de elevada intensión y suciedad, con gran cantidad de envases, bolsas de plástico vidrios, deyecciones, vómitos».
De esta manera, la ordenanza prohíbe el ‘botellón’ salvo en los lugares y fechas permitidos de forma excepcional y en fiestas acordadas, como las fiestas patronales de la Virgen de la Asunción en La Estrella y la Virgen de las Nieves de Fuentes.
El Ayuntamiento establece unas sanciones de 500 euros para las infracciones muy graves, de 200 euros para las graves y de 50 euros para las leves. El importe de las sanciones por la aplicación de la ordenanza deberá destinarse a reparación o reposición del mobiliario deteriorado o, como alternativa, a programas de interés social para jóvenes.