scorecardresearch

Don Diego se ampliará tras la adquisición de una nueva parcela

Jaime Galán
-

Esto permitirá al Consorcio unir la entrada de la plaza actual y la nueva. También se harán unos baños públicos en el solar anexo que ha adquirido el Ayuntamiento de Toledo

El Ayuntamiento ha adquirido por 250.000 euros una parcela en el Corral de Don Diego. - Foto: Yolanda Lancha

El esperado proyecto de regeneración urbana del Corral de Don Diego no para de aumentar las expectativas. Al planteamiento más que descrito para este espacio del Casco Histórico ahora se une oficialmente un solar en ruinas que está situado junto al futuro graderío del recinto. Se dice oficialmente porque desde el Consorcio de Toledo ya tenían previsto hacerse con este inmueble más tarde o más temprano, solo que la intervención directa del Ayuntamiento ha acelerado el proceso. 

De hecho, el Consorcio llevaba muchos meses manteniendo conversaciones con el propietario del solar sin llegar a un acuerdo. Este se ha producido después de que el Ayuntamiento, tal y como informó en la última Comisión de Hacienda, apartara la cuantía de 250.000 euros para adquirir esta propiedad y, posteriormente, cedérsela al Consorcio para incluirla en el proyecto mencionado. Concretamente, esa cuantía económica estaba sin destino tras anularse la compra de las casitas bajas del Paseo de la Rosa, en Santa Bárbara, y fallar después la puja por el terreno del antiguo camping del Circo Romano. Tras este proceso, se ha podido hacer una tasación oficial y el propietario del inmueble ha aceptado la oferta del Consistorio toledano.

La parcela en cuestión esta pegada al recinto dónde ya han comenzado las obras y tiene una superficie rectangular. Al demolerse la misma, el objetivo del Consorcio es crear en ese espacio un cobertizo que sirva de conexión entre la plaza actual del Corral de Don Diego y la nueva, dónde se ubica el Salón Rico y el bloque de viviendas de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda (EMSV).

Junto al cobertizo mencionado, está previsto que en el solar se construyan unos baños públicos, un vestuario-quizás para los artistas de los futuros espectáculos que se celebren allí- y un almacén, «además de tapar el testero amarillo que presenta la parcela», apuntan desde el Consorcio.

Esta nueva adquisición para el entorno del Salón Rico no supondría ningún cambio en la redacción del proyecto, puesto que este se llevó a cabo teniendo en cuenta que en un futuro el solar sería parte del mismo. En cualquier caso, ahora que ya se puede contar con el espacio oficialmente, el Consorcio está trabajando en la redacción de un proyecto exprés que dé pie a futuras actuaciones en este solar.

Desde la entidad encargada de velar por el patrimonio toledano esperan que para el mes de marzo, fecha en la que está previsto que se inaugure el nuevo Corral de Don Diego, al menos se haya podido tirar el muro actual y construir el cobertizo que conecte las dos plazas, dejando para más adelante el resultado final del resto de la intervención.

Cabe destacar que esta intervención se sumará, por tanto, a un proyecto a tres niveles en esta ubicación. El primero de ellos creará un espacio peatonal integrando en la nueva plaza la calle Trastámara, la que baja a través de unos escalones desde la plaza del Horno de la Magdalena. El nivel central será el que dé acceso al Salón Rico con un graderío para ver las actuaciones, una fuente-lámina de agua en el centro y el bloque de viviendas mencionado anteriormente. Por último, en el tercer nivel está previsto un jardín interior que conecte con la cuesta de la Mona y la Plaza Mayor. Un auténtico cambio del aspecto actual del barrio histórico.