500.000 euros para el Instituto de Medicina Legal de Toledo

F. J. R.
-

Toledo capital recibirá un total de 2,9 millones de euros de inversión del Estado distribuidos en 6 actuaciones entre las que se incluyen 1,5 millones destinados al presupuesto del Consorcio

500.000 euros para el Instituto de Medicina Legal de Toledo

La capital de Castilla-La Mancha tampoco verá desatascadas en 2021 las grandes inversiones que el Gobierno central mantiene pendientes desde hace años en la ciudad. El proyecto de Presupuestos Generales del Estado fue aprobado el pasado miércoles y en la jornada de ayer ya se pudieron consultar las distintas partidas. En total, el documento provisional prevé un gasto consolidado de 550.484 millones de euros para toda España, por lo que los poco más de 2,9 millones de euros que están destinados directamente a la ciudad de Toledo se convierten en poco menos que un minúsculo grano en un inmenso banco de arena.
Las nuevas cuentas públicas elaboradas desde Moncloa buscan de cara al próximo año, y según se aporta en su propia literatura, impulsar transformaciones que permitan acometer reformas en materias como la transición ecológica o la digital, así como disminuir la precariedad laboral y conseguir un sistema productivo «más resiliente», sin olvidar a los colectivos más vulnerables. Todo buenas intenciones y partidas económicas cuyos resultados estarán por ver.
Lo que sí se puede calibrar ya es el impacto que los nuevos presupuestos tendrán en Toledo. De esos 2.973.400 euros destinados a la ciudad, prácticamente la mitad están dirigidos al Consorcio de la Ciudad de Toledo. La entidad de rehabilitación del Casco Histórico se nutre especialmente del dinero estatal, y recibe un año más 1.544.000 euros imprescindibles para su presupuesto. La cantidad que todos los años llega desde Madrid supone la mitad del dinero que maneja en un ejercicio el Consorcio, ya que este 2020 ha contado con 3,13 millones de presupuesto.
Con la mitad del pastel repartido, el resto de los 1,4 millones de euros restantes para Toledo se dividen en cinco conceptos muy distintos. Por importancia económica y por el hecho de ser un proyecto que lleva años alargándose en el tiempo sin llegar a concretarse, destaca que una vez más los PGE se acuerden de mantener viva la dotación para la construcción del Instituto de Medicina Legal.
La construcción del edificio que acogerá en un futuro a los forenses de la provincia tardará tiempo, pero ya está en marcha desde marzo la licitación para la redacción del proyecto, un primer paso que confirma que finalmente se levantará un edificio de dos plantas, con sótano y semisótano en la parcela de la calle Dinamarca que cedió el Ayuntamiento de Toledo hace diez años tras un largo periodo de conversaciones para abordar la tramitación y los criterios de esa cesión a 75 años.
La redacción del proyecto del edificio, que se construirá sobre una parcela de 2.150 metros cuadrados que permite una edificabilidad ilimitada y una ocupación en planta del 100%, salió a licitación por un precio máximo de 485.250 euros. Los Presupuestos Generales del Estado han destinado para 2021 un total de 500.000 euros, y con ellos, según se aporta en los anexos, debe dar para el pago de la licitación y para «iniciar las obras».
Con todo, parece que el Instituto de Medicina Legal coge velocidad de crucero y será en pocos años una realidad, ya que en la previsión de inversiones para 2022 y 2023 se contemplan sendas partidas de 3,5 y 2 millones de euros, respectivamente. En total, el edificio terminará levantándose con unos 6,5 millones invertidos desde el Estado.
Otro de los proyectos que apuntan directamente a la ciudad de Toledo es la construcción de los tramos de la autovía A-40 entre la capital y Ocaña. La futura red que ha de unir Camarena con Teruel, pasando por Toledo y Cuenca, implica cerrar un poco más el dónut inacabado de la circunvalación. Este proyecto tiene dos partidas, una de 100.000 euros para el trazado en general y otra de 400.000 para el tramo Toledo-Ocaña, sin duda destinados para la redacción del proyecto de obra.
Con los referentes del Instituto de Medicina Legal y la A-40, el resto de las inversiones de los PGE para Toledo se quedan en un discreto plano. El Monasterio de San Juan de los Reyes vuelve a aparecer en las partidas, con 161.050 euros para reformas, lo mismo que el edificio de la Audiencia Provincial (62.990 euros) o las obras de rehabilitación del Palacio de Malpica (100.000 euros). Y la Real Fundación no se queda sin su partida para cubrir gastos por la gestión del Museo Victorio Macho, 22.030 euros que, aunque muy útiles, sin duda se quedan bastante cortos de satisfacer las necesidades de Roca Tarpeya.
Por último, destaca que a pesar de que este año se ha producido un episodio de derrumbe de muralla en la zona de Doce Cantos, por la Cornisa, el Estado no va a realizar ninguna inversión contundente. Para 2021 se han presupuestado 83.330 euros para arreglo de las murallas, pero un rayo de esperanza se cuela en la previsión de gasto en 2022. Moncloa ha anotado que para ese año piensa invertir en arreglo y consolidación de las murallas de la ciudad más de un millón de euros. Un buen lavado de cara y una inyección económica importante para la ciudad de Toledo en ese 2022 con varios proyectos ya anunciados.