scorecardresearch

Los bargueños, en contra de pagar el arreglo de las tuberías

Redacción
-

Los vecinos de la Urbanización Las Perdices no aguantan más la situación que están viviendo con el Ayuntamiento de Bargas. Las viviendas de los bloques no tienen las tuberías nuevas, han reventado, y "quieren que adelantemos los costes"

Los bargueños en contra de pagar el arreglo de las tuberías

Continúan creciendo las discrepancias entre los vecinos de la Urbanización Las Perdices y el Ayuntamiento de Bargas. La modernización de la red de suministro de agua potable, más concretamente en el ámbito económico, tiene enfrentadas a ambas partes. La última, el reventón de las tuberías.

Desde la Junta de Propietarios de la Urbanización apunta a este diario que "la controversia tiene origen en la promesa incumplida (por parte del Ayuntamiento) de costear tal remodelación con fondos públicos presupuestados, de los cuales las viviendas unifamiliares ya se han beneficiado, frente a las viviendas de los bloques, cuyo desembolso promete ser retornado bajo subvención a los respectivos vecinos afectados". Es decir, serán primero los propios vecinos los que adelanten el dinero para acometer las obras. 

"La Junta de Propietarios denuncian que se han incumplido tanto el proyecto inicial, que contempla lo anterior y la colocación de los contadores, la ley de aguas de CLM, que requiere la solicitud de acceso a zonas privadas para acometer las obras y la promesa primordial de soportar los costes" declaran.

Los bargueños en contra de pagar el arreglo de las tuberíasLos bargueños en contra de pagar el arreglo de las tuberías

Los vecinos de la Urbanización Las Perdices declaran que no pueden primero ellos "hacerse cargos de los costes de cambiar las tuberías para después cobrar la subvención. En un principio era un presupuesto, pero como esta situación no se resuelve, ese presupuesto es mayor, ¿qué pasa si la subvención ya no cubre la totalidad?, ¿somos los vecinos los que asumimos el coste?". 

"En un principio nos dijeron que no teníamos que hacer nada, y ahora nos encontramos con esta situación. Somos los vecinos de los bloques los que estamos sufriendo esta dejadez", declaran los vecinos. 

La situación se ha alargado tanto que las tuberías han reventado, y las calles de la urbanización parecen un río. Tal es la situación de desesperación que los vecinos han "denunciado ante la justicia esta situación". Las tuberías de la discordia tienen a Ayuntamiento y a vecinos enfrentados. Son estos últimos los que han decidido dar un paso adelante y arreglar ellos las tuberías para evitar que las calles sigan siendo canales de agua.

ARCHIVADO EN: Bargas, Vivienda