Decenas de vecinos protestan por la quema de residuos

J.M.
-

Las quejas se refieren a la generación de humo en una finca privada cerca del núcleo urbano. «Afecta a todo el pueblo, es insorportable», afirma el alcalde

Decenas de vecinos de la localidad de Fuensalida se concentraron el domingo en esta localidad contra la quema de plásticos y residuos vegetales cerca del núcleo urbano que se repiten desde hace unos meses. Los asistentes portaban diferentes pancartas con lemas como ‘No más humo’ para protestar contra esta práctica que se efectúa en una finca privada localizada a poco más de un kilómetro de las viviendas.
Así lo destacó ayer a este diario el alcalde en funciones de Fuensalida, Mariano Alonso, quien destacó que el humo generado «es insoportable» porque hace imposible respirar a los habitantes de esta localidad de la comarca de Torrijos, por lo que supone un peligro para la salud pública.
«Afecta a todo el pueblo», indicó sobre esta situación Alonso, quien hizo hincapié en que el humo «se mete en la garganta, es insoportable». Asimismo, se produce la quema en las inmediaciones de la Cañada Real Segoviana. Al respecto, está identificada como los causantes una familia que reside en esta misma localidad.
Además, el alcalde de Villamiel, Fernando Jiménez, comentó en palabras a este diario que, desde hace unos cuatro meses, se producen vertidos, quemados posteriormente, en unos terrenos dependientes de Adif, concretamente en la estación de tren de esta localidad vecina de Fuensalida. Al respecto, creen que los causantes son los mismos que los humos generados en Fuensalida.
Sobre esta cuestión, la Consejería de Agricultura, mediante la Dirección provincial, envió el pasado mes de octubre a sus inspectores para el levantamiento del acta por la quema de plásticos en la mencionada finca privada, tal y como confirmó entonces el viceconsejero de Medio Ambiente, Agapito Portillo. De esta manera, los servicios jurídicos del Gobierno regional iban a estudiar el documento para imponer una sanción si corresponde sobre esta actividad ilegal.
La Asociación de Vecinos ‘Villa de Fuensalida’ dio la voz de alarma por entonces por esta situación, «una actividad que no tendría que estar produciéndose», en palabras de Portillo realizadas el pasado mes de octubre.