1 de cada 4 contratos en julio no superó la semana laboral

Agencias
-

La mayoría de las altas a la Seguridad Social durante el período estival tienen lugar en el sector servicios y al menos un 50% de ellas se suscribe por un plazo inferior a un trimestre

1 de cada 4 contratos en Julio no superó la semana laboral - Foto: ALEJANDRO GARCIA

El verano suele ser una buena época para la creación de puestos de trabajo. Sin embargo, el pasado julio registró una de las peores cifras de la serie histórica sobre desempleo, con el menor recorte para ese mes desde 2008. Y, para colmo, las altas laborales que se produjeron fueron de escasa duración: uno de cada cuatro contratos firmados fue de menos de siete días.
Así lo constata la estadística que publica el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que detalla que, en total, se sellaron 2,17 millones de acuerdos, de los que el 25% -551.483- no llegó a la semana, si bien no detalla el número de jornadas totales. Todo hace pensar que serán de cinco o más, puesto que el Gobierno aprobó a finales del año pasado que "en los contratos de carácter temporal cuya duración efectiva sea igual o inferior a cinco días, la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes se incrementará en un 40%", una medida con la que se pretende reducir la precariedad laboral en el país.
Si se suman los firmados por hasta tres meses, la cifra se eleva hasta 1,1 millones. Esto significa que más de la mitad de los suscritos fue por menos de un trimestre y concluirán al acabar la temporada de verano.
Mirando al total de contratos redactados en julio, solo el 8,5% fueron indefinidos -111.636 acuerdos iniciales a los que sumaron 74.077 conversiones-, mientras que el 91,5% restante fueron temporales.
Se trata de la composición habitual en las estadísticas mensuales de contratos, aunque algo más pronunciada en la época estival, cuando mucho empleo se circunscribe al refuerzo de la restauración, la hostelería y otros servicios relacionados con el turismo.
En julio de 2018 se suscribieron dos millones de contratos, de los que 515.220 duraron menos de una semana, lo que supuso el 24,6% del total frente al 25,3% del mismo ejercicio de este año.
Los indefinidos representaron entonces el 9%, también ligeramente por encima del peso registrado este 2019.
Por sexos, mujeres y hombres se repartieron prácticamente por igual los contratos de menos de una semana: ellos firmaron 297.821 y ellas, 253.662.
No obstante, y teniendo en cuenta que ellas rubricaron menos que los varones (992.809 frente a 1,18 millones), el peso de estos acuerdos laborales de muy corta duración es ligeramente superior (25,5% frente a 25%).
También destaca el mes pasado el peso de los contratos parciales sobre el total, ya que de esos 2,1 millones de contratos, el 36% fueron para jornadas parciales (787.653).
Una parcialidad que sí afectó más a las mujeres, ya que el 59% (466.176) los suscribieron trabajadoras frente al 41% (321.477) de empleados.
Por sectores, los servicios, como suele ser habitual -y más en esta época del año-, coparon la mayoría de las altas laborales, el 75 % con 1,6 millones.
Por actividades, la hostelería sumó 486.151, el 22% del total, la mayoría en restauración, con 363.546, mientras que los servicios de alojamiento acapararon 122.605.
El grueso de estos contratos fueron temporales por obra y servicio o por circunstancias de la producción. Entre esas dos categorías se englobaron el 90% de los acuerdos, 439.925, mientras que apenas se firmaron 20.907 indefinidos.
Desde los principales sindicatos, y a la vista de estos datos, advierten de que la firma de tantos contratos de muy corta duración cada mes prácticamente no se traduce en empleo y que la rotación laboral está en máximos.
En total, en julio se firmaron un 4,4% más de contratos que en el mismo mes del año pasado y un 8,4% más que en junio.