scorecardresearch

Un Villacañas lastrado por las bajas sucumbe ante el Huracán

Miguel Ángel Muñoz (ADG)
-

El equipo toledano siempre fue a remolque y no tuvo argumentos para frenar a su rival en Las Pirámides (2-4)

Un Villacañas lastrado por las bajas sucumbe ante el Huracán

El Villacañas acusó en exceso las bajas de Mamadou y Loren Molinero en defensa y no pudo contrarrestar adecuadamente al Huracán de Balazote que, tras el cambio de entrenador de la anterior jornada, mejoró sus prestaciones y encadenó su segunda victoria consecutiva. Los pupilos de Fernando Lominchar sufrieron su segunda derrota seguida y siguen cerca de la zona de peligro.
La primera parte no tuvo dominador claro en la primera media hora, en la que no hubo nada que reseñar, salvo un gol de Mazzocchi en el minuto 21 a pase de Aitor Rubio que fue anulado por fuera de juego.

Al filo de la media hora, el cuadro albaceteño empezó a dominar y a poner en serios apuros a la zaga de la escuadra villacañera. Así llegaron las ocasiones de Heranz, quien, en boca de gol, no logró batir a Javi López, que desvió el tiro a córner. Volvió a amenazar Heranz, esta vez con un pase interior de Biho. Y en un saque de esquina que botó Cifo, remató de cabeza Bautista, pero de nuevo el cancerbero local desbarató el peligro.

El cuadro de Fernando Lominchar salió del asedio con un contragolpe que remató Aitor Rubio y Samu detuvo con una gran parada. En el lanzamiento en largo del portero, el balón voló al área local y el capitán Fran Simón llegó tarde y derribó a Biho. El penalti lo transformó de potente disparo por el centro el goleador del Huracán, Heranz, estableciendo el 0-1 en el minuto 35. Reaccionó rápido el cuadro villacañero y Mazzocchi puso el empate al superar al portero Samu tras un pase de Álex González. Pero un minuto después llegó un nuevo mazazo para los hombres de Lominchar, ya que Perona volvió a poner por delante al conjunto albaceteño.

El Villacañas retornó del vestuario con ganas de remontar el encuentro, aunque los pupilos de Jesús Castellanos supieron contener sus acometidas y salir con mucho peligro al contragolpe. En una de esas contras, Biho marcó después de un servicio de Cifo desde la banda. La defensa local se quedó parada reclamando un fuera de juego que el asistente del colegiado no apreció. Volvió a responder de inmediato el Villacañas. Aitor Rubio colgó un centro desde la banda derecha y Luis Prados cabeceó a la escuadra el 2-3. Quedaba mucho tiempo por delante y el equipo toledano buscó el empate. Asumió riesgos y el Huracán pudo sentenciar en un disparo de Bautista que salió fuera por poco.

Llegó el carrusel de cambios y el partido se embarulló con fricciones entre los dos equipos. El colegiado expulsó a Perona y el verse con superioridad numérica aumentó las esperanzas de un Villacañas que se volcó con más corazón que cabeza. Tuvo sus opciones para empatar por medio de Manu Ruiz, Álex González y Aitor Rubio, este tras una perfecta jugada de ataque local. El visitante Fer estrelló en la madera un tiro que pudo sentenciar la contienda, y tras una expulsión más por bando, el propio Fer, a pase de Heranz, tras driblar a varios defensores, estableció el definitivo 2-4.