scorecardresearch

Sanidad suspende de forma cautelar la actividad del matadero

Lola Morán Fdez.
-

La Consejería ha adoptado esta medida hasta que la empresa hasta ahora concesionaria subsane las deficiencias sanitarias encontradas en las instalaciones

Desde Sanidad han suspendido de forma cautelar la actividad del matadero municipal por la existencia de deficiencias sanitarias. - Foto: Manu Reino

La Consejería de Sanidad ha suspendido de manera cautelar la actividad en el matadero de Talavera  a la espera de que la empresa adjudicataria del servicio subsane las deficiencias sanitarias encontradas en las instalaciones. Así lo dio a conocer este martes la portavoz del equipo de Gobierno, Flora Bellón, quien recordó que la empresa Ganados y Productos Industriales S.A. (Gypisa) tiene prorrogado desde febrero de 2021 el contrato del matadero municipal, si bien ya hay una nueva firma adjudicataria, en este caso para el contrato de arrendamiento privado de estas instalaciones, que seguirán funcionando como matadero pero ya no de carácter público. 

Precisamente la portavoz informó este martes en rueda de prensa del requerimiento por parte del Ayuntamiento de Talavera a Gypisa para que, en un plazo de dos semanas, ponga a disposición del Consistorio estas instalaciones para que éste, a su vez, haga lo propio con la nueva adjudicataria, la firma Ibéricos de Raza, S.L.

Como recordó, desde el Consistorio talaverano se ha tramitado un procedimiento administrativo al que no concurrió Gypisa y en el que ha resultado adjudicataria esta otra empresa con la que se está formalizando la documentación para la firma de ese contrato de alquiler del bien inmueble de naturaleza urbana y de carácter patrimonial situado en la calle Juan de la Cierva 3, parcela 261, del polígono industrial de Torrehierro. 

Este proceso, como recordó también la portavoz, se ha llevado a cabo tras aprobarse en Pleno el 26 de noviembre de 2020 la alteración de la calificación jurídica del edificio del matadero. Un paso que daba luz verde al Ayuntamiento para desligarse de ofrecer este servicio con carácter público municipal de manera obligatoria, tal y como marca la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (LRSAL), que le quita esta obligatoriedad.

Se acordó además que, mientras se adjudicaba este nuevo contrato, Gypisa continuaría prestando su servicio en estas instalaciones municipales, algo que ha venido haciendo hasta la decisión de la Consejería de Sanidad de suspender de manera cautelar la actividad por detectar deficiencias sanitarias.

Como ha podido conocer La Tribuna, este mismo martes se reunieron representantes de la Consejería de Sanidad y de la empresa para abordar esta cuestión. Según recalcó la portavoz municipal, es competencia de Gypisa subsanar esas defiencias, recordando también que no es la primera vez que se lleva a cabo una medida de estas características en el matadero, donde ya en 2019 se produjo un cierre por motivos sanitarios.

«Lo lógico es que la empresa subsane esas deficiencias, ponga a disposición las instalaciones y que la nueva empresa pueda seguir con su actividad», manifestó Bellón, quien indicó que desde el Consistorio se ha dado a Gypisa un plazo de dos semanas para «poner a disposición del Ayuntamiento esas instalaciones». Asimismo, dijo que estarán «pendientes» de lo que la Consejería de Sanidad dictamine en cuanto a la subsanación de esas deficiencias. Si no lo hiciera, se podrían emprender acciones legales contra la empresa, según confirmó Bellón, insistiendo en que desde el Ayuntamiento se va «a cumplir estrictamente la legalidad».

Todos estos procedimientos administrativos seguidos por el Ayuntamiento para la desafectación del matadero como servicio municipal y la adjudicación del contrato de arrendamiento del inmueble han sido recurridos por Gypisa en el juzgado de lo Contencioso Administrativo. Sin embargo, «hasta el momento todos los procedimientos contenciosos y todas las medidas cautelares que Gypisa había ido solicitando para suspender esa tramitación han sido denegados».

En este sentido, la portavoz apostilló que los juzgados «están dando la razón al Ayuntamiento en cuanto a la legalidad de todo el procedimiento», insistiendo en que desde el Consistorio van  «a seguir en esa línea de ir paso a paso, cumpliendo estrictamente con la legalidad».

Al respecto, informó que desde el juzgado se le ha requerido al Ayuntamiento documentación relativa a los expedientes administrativos, información que, como aseguró Bellón, se pondrá a su disposición. 

La portavoz remarcó su interés por que todo esto se resuelva satisfactoriamente puesto que la prioridad del Consistorio ha sido desde el principio «defender siempre el interés público que para Talavera tiene que el matadero siga prestando su actividad a todas las empresas de la ciudad y de la comarca». De igual manera, el objetivo del Ayuntamiento es que el matadero conservara a los trabajadores actuales, algo que se respetará por parte de la nueva concesionaria.

Tal y como recoge el pliego de condiciones por las que se ha adjudicado este contrato, el arrendamiento de las instalaciones del antiguo matadero municipal en el polígono industrial de Torrehierro sale con una duración de 20 años para el desarrollo de la actividad propia de matadero.