scorecardresearch

Las obras de Meta en Talavera empezarían a finales de 2023

C. S. Jara
-

La compañía valora la situación estratégica de Talavera, la disponibilidad de mano de obra altamente cualificada y el desarrollo previo de actividades tecnológicas. «Instalarse en Talavera es una oportunidad para las empresas tecnológicas», afirma

Centro de Datos de Odense, en Dinamarca, el último instalado en Europa por Meta. - Foto: Meta

La empresa tecnológica Meta se ha fijado en Talavera para instalar su cuarto centro de datos en Europa y primero en España. La compañía estadounidense con sede en California, titular de Facebook, Instagram y Whatsapp, aspira a desarrollar el mayor proyecto empresarial que hasta ahora ha habido en Talavera y uno de los mayores de Castilla-La Mancha, con una inversión de 1.000 millones de euros, aportados en su total por la empresa. Para demostrar su solvencia Meta ofrece el dato de la facturación anual máxima que ha alcanzado en los últimos tres años: 85.965 millones de dólares.

El Meta Data Center Campus se mueve en dimensiones gigantes, sobre las que se destacan, por su importancia para Talavera, las de generación de empleo. La iniciativa movería 840 puestos de trabajo directos al año durante la fase de construcción y 250 empleos cuando esté activo. La propia empresa considera que el proyecto «no solo supondrá grandes inversiones directas y nuevos puestos de trabajo para la región, sino también pondrá a Talavera 'en el mapa' desde una perspectiva estratégica, generando las condiciones para atraer inversión y talento, más allá de su propia actividad, incrementando la competitividad regional y generando oportunidades para la comunidad local».

La noticia la difundió ayer la propia empresa, adelantándose a la publicación de la declaración de interés regional del proyecto, prevista para las 00,00 horas de hoy. Esa declaración es el paso previo para tramitar la iniciativa a través de la figura de Proyecto de Singular Interés (PSI), que unifica y simplifica la tramitación urbanística.

El proyecto ocupará la segunda fase del polígono industrial de Torrehierro en su totalidad. Son en total 191 hectáreas de suelo industrial, para levantar un centro clave para España y el sur de Europa. Estas nuevas instalaciones serán similares en función y escala a las otras tres que operan actualmente en otros países europeos: Luleå (Suecia), Clonee (Irlanda) y Odensee (Dinamarca).

El centro de datos demandará mano de obra altamente cualificada, cuya disponibilidad, tanto en titulaciones de FP como universitaria, se ha tenido en cuenta para la elección de Talavera como ubicación. La localización estratégica de la ciudad en el eje Atlántico con facilidad de conexión entre Madrid y Lisboa ha sido de una de los factores que han pesado. Al igual que las comunicaciones, la A-5 y la N-502, la proximidad al aeropuerto y la facilidad de integración urbana con el posible impacto ambiental minimizado por tratarse de una ubicación industrial.

Pero, sobre todo, Meta ha valorado el desarrollo previo de actividades tecnológicas, generadas en torno al Centro Regional de Innovación Digital («con un grupo emergente de grandes actores tecnológicos»). «Talavera está atrayendo nuevos sectores económicos. Hay múltiples actividades digitales y tecnológicas que están proliferando en la ciudad debido al apoyo institucional brindado por los gobiernos regional y local para cumplir con los objetivos marcados en la Agenda Digital», señala la memoria del proyecto consultada por La Tribuna, para concluir: «Instalarse en Talavera es una oportunidad para las empresas tecnológicas debido a la posibilidad de colaboración y transferencia de tecnología en proyectos de alto nivel».

 

Construcción: finales de 2023

La fase de construcción se ha proyectado en seis años, a partir de finales de 2023, en los que se preve una inversión total aproximada de 1.000 millones de euros, de los cuales 713 millones se estima que se destinarán a actividad dentro de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. La empresa promotora cita en la documentación un dato que pone en contexto la envergadura de la inversión: «Es tres veces superior a la inversión extranjera bruta en toda la región durante los tres primeros trimestres de 2021, que ascendió a 223 millones de euros».

El promotor de este Proyecto es Global Villacreces, S.L., propiedad de la compañía matriz Meta. El proyecto entra dentro de la expansión de Meta en Europa con nuevos centros de datos a gran escala, tres de los cuales están ya construidos y operativos tres.

El conjunto de edificios permanentes que formarán el Data Center Campus tendrá un edificabilidad total de 300.000 metros cuadrados. El principal será el Centro de Datos, que albergará los servicios informáticos y los equipos de almacenamiento. Se trata de centros que funcionan las 24 horas del día, los 7 días de la semana y que no solo dan soporte a las aplicaciones y servicios de Meta: «También apoyan la creación de nuevos empleos, las inversiones en energías renovables y ayudan a que escuelas y comunidades locales prosperen», cita la empresa en la documentación.

Hay además edificios de redes, de archivos, almacén, aparcamiento y un edificio de apoyo al Centro de Datos, que incluye la administración de la construcción y los espacios para los equipos de reforma, todo ello desarrollado bajo principios de sostenibilidad, con diseños eficientes.