EL MEJOR BOCADO Y EL MEJOR DESTILADO DE TOLEDO

I.G.Villota / LT
-

'Bombón de topinambur con aire de ibérico' y 'Barrio Rojo' ganan el concurso de tapas y cócteles organizado por la Asociación de Hostelería y Turismo. La Escuela deGastronomía del Polígono fue el lugar donde se enfrentaron 18 cocineros y 4 cocteler

EL MEJOR BOCADO Y EL MEJOR DESTILADO DE TOLEDO - Foto: David Pérez

Nervios, pero sobre todo compañerismo. Es lo que se respiraba en la Escuela Superior de Gastronomía de Castilla-La Mancha, ubicada en el barrio del Polígono, donde se celebró el Concurso de Tapas y Cócteles de Toledo, promovido por la Asociación de Hostelería y Turismo para celebrar el 20 aniversario de las jornadas de la tapa, que se pueden seguir degustando en los establecimientos participantes hasta el 2 de diciembre.
El ‘Bombón de topinambur con aire de ibérico’ de la ‘Finca El Greco’ y ‘Barrio Rojo’ del restaurante ‘Barrio’ ganaron un concurso donde se enfrentaron 18 cocineros y cuatro cocteleros preseleccionados anteriormente por un jurado profesional.
Los establecimientos participantes podían contar con uno o dos chefs que en menos de 10 minutos tenían que preparar la tapa con la que participa su local en esta edición de las jornadas. Un bocado de sabor que degustaron los cinco miembros del jurado.
EL MEJOR BOCADO Y EL MEJOR DESTILADO DE TOLEDOEL MEJOR BOCADO Y EL MEJOR DESTILADO DE TOLEDO - Foto: David PérezUn jurado de nivel integrado por Julián Torres García del Restaurante Gastro Canela Fina (Daimiel-Ciudad Real); Emi Martín Retamal de la Casa Rural Entregredos (Guisando-Ávila); Nieves Núñez Molina del Restaurante Los Arenales (Almagro-Ciudad Real); Javier Donaire Martín de El Mirador de la Mancha (Villarrubia de los Ojos- Ciudad Real) y Carlos Javier Torres Santos, del Gastrobar El Capricho de los Torres (Villacañas-Toledo).
Al inicio de la tapa, Nieve Núñez destacaba el «gran nivel» de los participantes, además de poner el acento en que muchos de ellos habían optado por elaboraciones con inspiración en la comida japonesa y mejicana. Muchos tacos y pan bao se pudieron ver entre los bocados. «Está muy de moda», comentó la restauradora, a quien acompañó Julián Torres, indicando que lo importante de una buena tapa  «es que sea precisamente eso, una tapa, que aglutine todo el sabor en un pequeño bocado y que te den ganar de tomar una más».
Pero no todo fueron referencias a otras latitudes, también hubo espacio para la tradición, por ejemplo con el cocido en miniatura elaborado por el hotel ‘La Bastida’. Su chef, Alberto, explicaba que el objetivo era que los comensales degustasen «un cocido con el sabor del de nuestra casa pero con un diseño más cuidado». Un chupito de sopa, garbanzos, también el machado de tomate de la abuela y un
EL MEJOR BOCADO Y EL MEJOR DESTILADO DE TOLEDOEL MEJOR BOCADO Y EL MEJOR DESTILADO DE TOLEDO - Foto: David PérezDesde ‘La Clandestina de Tendillas’ indicaron que en esta edición están sirviendo «más tapas que nunca», con un público muy animado que ya tiene marcado en su calendario particular estas jornadas de la tapa. «Hemos ganado en dos ocasiones y eso nos ha ayudado a que cada vez venga más gente a conocernos», indica su cocinero.  
Pero como no todo son bocados, en el concurso también hubo espacio para los cócteles. En esta modalidad participaron los locales ‘Barrio’, ‘Gin Club El Candil’, ‘Alfileritos 24’ y ‘El Botero’ y los miembros del jurado fueron Sergio Caro  (segundo clasificado en el Mundial de Marie Brizard); Ana Gracia Jiménez (Bartender en The Traveler, representando al local ganador de Coctel Saña 2018) y por último Dani Burgos Hinchado (Ambasador Marie Brizard).
Sergio Caro subrayó la importancia de la formación en este sector, toda vez que ser coctelero es «mucho más» que mezclar bebidas, reivindicó. Hay tantas elaboraciones como creadores y clientes y  todo depende del destilado y de los gustos. «No podríamos decir que hay un cóctel de referencia, aunque podríamos hablar de modas», comentó.
 El jurado designado por la organización puntuó las tapas con arreglo a su originalidad, presentación y sabor, mientras que en los cócteles también se valoró la destreza del bartender.
El presidente de la Asociación de Hotelería y Turismo, Tomás Palencia, quien también participó en el concurso de tapas, señaló que «el objetivo del concurso ha sido introducir un aliciente más entre los participantes de estas jornadas» y seguir difundiendo el «buen trabajo» del sector en la provincia.
El delegado provincial de Economía, Empresas y Empleo, Julián Martín Alcántara, destacó en la entrega de premios que estas iniciativas contribuyen a «mejorar la competitividad del sector hostelero y aumentan el atractivo turístico de la ciudad de Toledo, sumando la calidad gastronómica al resto de atractivos culturales, patrimoniales y artísticos de la capital regional».