Muere Pablo Lozano, decano de los toreros toledanos

Dominguín
-

El matador de toros de Alameda de la Sagra, ha fallecido hoy a los 89 años víctima del coronavirus. Lozano se vistió por primera vez el terno de luces en Orgaz el 26 de agosto de 1949

Pablo Lozano junto con el torero Álvaro Lorenzo. - Foto: Dominguín

La familia taurina toledana está de luto. Pablo Lozano Martín, natural de Alameda de la Sagra, ha fallecido a los 89 años víctima del coronavirus. Lozano era el decano de los toreros de la provincia, que vistió por primera vez el terno de luces en Orgaz el 26 de agosto de 1949, debutando con los del castoreño sólo 21 días después en Mora de Toledo. La plaza de la capital la piso el 28 de septiembre del mismo año enfrentándose a novillos de Eugenio Ortega de Añover de Tajo.
Pablo Lozano es uno de los cuatro hermanos Lozano, junto con Manolo, Eduardo y José Luis, provenientes de una familia acomodada, abandonado en cuarto de bachillerato los estudios en los Maristas de Toledo. Tomó la alternativa el 25 de septiembre de 1951 en Barcelona de manos de Luis Miguel Dominguín, confirmándola en Madrid unos meses después, el 18 de mayo de 1952 siendo su padrino Antonio Bienvenida y Paco Muñoz como testigo de la ceremonia.
Su carrera estuvo alternada de triunfos y percances que en aquellos años hacían mella en las carreras de los toreros incipientes. Fue conocido como la muleta de Castilla por su temple con la pañosa, dominador de las reses lo que le dio fama mundial. Una de sus actuaciones más destacadas fue la del 14 de julio de 1957 en La Ventas, encerrándose con seis de ‘Barcial’ a beneficio del Montepío de Toreros y cortando cuatro orejas. Ya en su última etapa de matador hay una fecha que sobresalió que fue en Andújar, el 16 de junio de 1963 ante siete toros de Juan Salas. Una de sus últimas actuaciones de luces fue en la plaza de toros de Mora para dar la alternativa ese mismo año a José Carbonell.
Pablo Lozano con Bahamontes en 1959.Pablo Lozano con Bahamontes en 1959.En el coso de Mendigorría hizo 14 paseíllos, cuatro corridas de toros, tres novilladas y siete festivales. Una fecha recordada por mucho toledanos, fue cuando compartió cartel con el ciclista Federico Martin-Bahamontes ante reses del Conde de Mayalde en 1959, en un festival benéfico. La última vez que toreó en la arena capitaliza fue el 27 de octubre de 1963 ante astados de Laurentino Carrascosa.
Una vez retirado se dedicó junto a sus hermanos Eduardo y José Luis a las facetas de apoderamiento de toreros y empresarios de cosos taurinos. Uno de los toreros que lanzó a la familia Lozano al estrellato fue Palomo Linares, quien fue todo un ídolo de masas en España e hispano-américa. Por las manos de esta familia en la que se trabajaba en equipo, estuvieron entre otros, El Cordobés, Espartaco, José María Manzanares (padre e hijo), Curro Romero, César Rincón, Eugenio de Mora, Vicente Barrera, Manuel Caballero, El Juli y Álvaro Lorenzo, su último torero.
Otra faceta muy destacada de Pablo Lozano fue el campo bravo y su predilección por el encaste Núñez. Cuando surge la oportunidad los hermanos de Alameda de la Sagra, fueron hasta la casa madre donde Carlos Núñez tenía su ganadería y de allí se trajo un importante lote de vacas y sementales, que escogió directamente del campo viendo las hechuras de los animales. Lorenzo y Alejandro Martín amigos personales compartieron esta empresa de traerse desde Cádiz ese germen de bravura.
Pablo LozanoPablo Lozano - Foto: DominguínAhora son tres los hierros ganaderos de la casa, Alcurrucén. Hermanos Lozano y El Cortijillo, que engloban juntos una de las más grandes vacadas de bravo del panorama mundial. Hace unos años instalaron su cuartel general en la provincia, al borde de la nacional 401 en el término de Urda y desde allí dirige la familia su importante negocio.
Pero otra de las facetas donde destacó Pablo junto a sus hermanos, fue en la gestión de cosos taurinos. Su paso por Las Ventas marcó una época gloriosa, pudiendo ser la mejor gestión del coso en sus casi cien años de historia, fue entre 1990 y 2004, en cuyos años se vieron grandes ferias siendo pioneros de la implantación de la televisión retransmitiendo de manera íntegra la Feria de San Isidro. Junto con José Luis y Eduardo fueron empresarios de cosos como los de Vista Alegre, Albacete, Pontevedra, Bogotá, Medellín, Cartagena de Indias o Quito. Son además propietarios de la plaza de toros de Torrijos.
Sus hijos Pablo, Fernando y Luis Manuel, continúan de manera férrea el trabajo familiar, habiendo aprendido de su padre y de sus tíos, un oficio donde son de las familias más respetadas por su profesionalidad dentro del mundo del toro. Se le va a echar de menos en Toledo, donde gestionan sus hijos el coso desde hace años, y en los pueblos, donde era habitual verle en los tendidos siguiendo a toreros o simplemente viendo festejos. Descanse en Paz, la muleta de Castilla.


Más fotos:

Foto de archivo de Pablo Lozano.
Foto de archivo de Pablo Lozano.
El ex deán de la Catedral de Toledo, Santiago Calvo, El torero Álvaro Lorenzo, Pablo Lozano y José Finat, duque de Pastrana, tras una tienta.
El ex deán de la Catedral de Toledo, Santiago Calvo, El torero Álvaro Lorenzo, Pablo Lozano y José Finat, duque de Pastrana, tras una tienta. - Foto: Dominguín