scorecardresearch

Música para lograr la paz en Ucrania

Mario G. Gutiérrez
-

Zocodover y la Plaza del Ayuntamiento se convirtieron en auditorios para cantar por la paz y el cese de la guerra en Ucrania. La Escuela Municipal de Música y el Coro de la Universidad de Mayores José Saramago protagonizaron ambas iniciativas

Toledo se convirtió en la tarde de ayer en una inmensa ópera. Sin grandes lujos y lejos de los elaborados vestuarios que requieren las citas de mayor abolengo, con los toledanos como público y las plazas de Toledo como escenario, lo importante era el mensaje, un grito al son de la música que simplemente quería pedir «paz».

La primera de estas convocatorias fue a las 18:30 en la Plaza de Zocodover. La Escuela Municipal de Música 'Diego Ortiz', se sumaba así al resto de Escuelas Municipales de Música con la interpretación de la Novena sinfonía de Beethoven, conocido como himno de la alegría y que se ha convertido, desde 1984, en el himno oficial de la Unión Europea, y convertido también en un himno «oficioso» de la paz. De esta forma los miembros de la Escuela pidieron con sus voces blancas el cesse del conflicto armado entre los países del este de Europa, tal y como explicaba a La Tribuna Iván Caro, director de la Escuela Diego Ortiz, que recalcaba que «hay que acallar las bomas con música y las únicas armas válidas son los instrumentos».

Una actuación espontánea y reivindicativa a la que también se ha sumado el coro de la Universidad de Mayores 'José Saramago', que por su parte hicieron la convocatoria a las 19:00 horas en la Plaza del Ayuntamiento.

La música La música "cantó" contra la guerra. - Foto: David PérezUna convocatoria en la que animaban a los asistentes a portar velas para «dar luz en la lucha por la paz de los pueblos», según explicaron. Además, animaban a «todos los componentes de los diferentes coros y asociaciones musicales de Toledo y comarca» a que se unieran a la iniciativa en «estos desgarradores momentos de dolor, muerte y desolación», como explicaba José María, presidente de la Asociación del Coro de la Universidad José Saramago, que enumeraba multitud de iniciativas que «desde la ópera de Nueva York, hasta el más humilde teatro, han querido rendir homenaje. Repulsa a la guerra materializada con lo «que más les gusta, cantar». Un momento de especial emoción cuando antes de interpretar el 'Dona Nobis Pacem' de Mozart, entonaron el himno ucraniano a capela.

Todo ello en el marco de la multitud de iniciativas que están llevando a cabo los ciudadanos para manifestar su solidaridad con el pueblo ucraniano tras la invasión de su territorio.

La música cantó contra la guerra.
La música "cantó" contra la guerra. - Foto: David Pérez