35.500 personas han opositado para entrar en la Junta

L.G.E.
-

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas destaca la «absoluta normalidad» en esta primera fase con 76 procesos distintos y sin impugnaciones generalizadas

35.000 personas han opositado para entrar en la Junta

Se trate de la oposición que se trate, la imagen que se puede contemplar a la salida de los exámenes se suele repetir. Un goteo continuo de candidatos se marchan con el móvil en la oreja contando cómo les ha ido. Algunos no necesitan cobertura porque tienen a alguien esperando en la puerta con un ‘¿qué tal?’ en la boca que es pregunta y no saludo. También abundan los corrillos en los que se repasan preguntas, respuestas y temario. Lo que puede cambiar es el contenido de las conversaciones, pues en la de hoy salían insectos, tipos de suelo y hasta limón y vinagre, pues era la prueba para el personal de limpieza.
El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, fue ayer a comprobar de primera mano cómo terminaba esta fase de exámenes de 76 procesos diferentes para hacerse con las plazas de la oferta de empleo público de la Junta de los años 2017 y 2018. Son procesos para trabajar en la Administración, pues las oposiciones de enseñanza y las del Servicio de Salud se hacen en procedimientos distintos y también con otro calendario.
Las imágenes de llamadas al móvil y corrillos con temarios que hoy ha podido ver el consejero se han venido repitiendo en once días distintos durante este otoño, desde que arrancaron los exámenes el 28 de septiembre hasta hoy. Juan Alfonso Ruiz Molina desveló que, sumando las personas que se presentaron a la prueba de esta mañana, en total han sido 35.500 los opositores que han hecho los exámenes para trabajar en la Junta como empleado público.
Desveló que se han presentado a la prueba el 58% de las personas que se inscribieron para participar. En función de esas solicitudes, la gran mayoría de los que se inscribieron son de Castilla-La Mancha, alcanzando el 90%. En función de las personas que se han presentado a los exámenes, la mayoría son mujeres:un 70%.
Ruiz Molina no ocultó que llevar a cabo 76 procesos selectivos para tantos opositores exige un gran esfuerzo logístico. Explicó que para algunas pruebas con muchos candidatos como las de personal de limpieza o auxiliar administrativo, se han hecho exámenes en todas las provincias. Y entre tribunales y personal de la Junta movilizado para poder llevar a cabo estas pruebas, ha necesitado a 4.300 personas. El consejero agradeció su trabajo. «Lo han hecho perfecto y la única preocupación de los opositores ha sido la de realizar bien los exámenes».
«La normalidad ha presidido todos estos procesos», confirmó Ruiz Molina, que señaló que no está habiendo impugnaciones generalizadas que pudieran anular alguno de los mismos. Expuso que sí puede que se esté registrando alguna impugnación a preguntas concretas por parte de algún opositor que considera que no está ajustada a temario y que serán los tribunales de oposición los que resuelvan, pero dentro de la normalidad de este tipo de procedimientos.
Plazas adjudicadas para el verano. Aunque esta primera fase se ha terminado, todavía queda un trecho para que las plazas que se han sacado -son 1.767- tengan dueño. El proceso continuará los meses siguientes y «una vez que finalicen los exámenes, se iniciará la fase de concurso». Espera que antes del verano las plazas ya se hayan adjudicado.
Estas plazas corresponden a las ofertas de empleo público de 2017 y 2018, pero en la Junta ya se están negociando las de 2019. El consejero señaló que se han aprobado 399 de personal laboral y que faltan sumar las de las diferentes mesas sectoriales de Administración General, Sanidad y Educación, que se convocarán en próximas semanas. Espera aprobar la oferta de este año en diciembre.