scorecardresearch

Negocian con el promotor para anular el PAU de La Peraleda

La Tribuna
-

Los técnicos del Ayuntamiento de Toledo aseguran que tras desaparecer el POM de 2007 el suelo perdió el carácter urbanizable y está clasificado como suelo rústico de reserva y rústico protegido

Se negocia con el promotor para anular el PAU de La Peraleda - Foto: David Pérez

El Ayuntamiento de Toledo, a propuesta del concejal de Urbanismo, José Pablo Sabrido, se propone anular el PAU de La Peraleda y busca una salida negociada con los promotores que fueron los únicos que tramitaron todos los papeles mientras estaba vigente el Plan de Ordenación Municipal (POM) de 2007. Los informes internos (servicios de Planeamiento, Gestión y Ejecución) avalan la decisión al interpretar que el Plan Parcial «resulta nulo e inválido, sin posibilidad alguna de ser convalidado, al desaparecer la norma jurídica que le servía de cobertura» jurídica. 

Según esa tesis la anulación del POM hace que recobre su vigencia el planeamiento anterior (Plan General de Ordenación Urbana de 1986) «y tanto los instrumentos de planeamiento derivados, como las Modificaciones Puntuales del mismo, devengan nulas por falta de cobertura normativa». 

Para más abundamiento los funcionarios recuerdan que con el fin de resucitar el PGOU de 1986 se  tramitó su Modificación Puntual número 28 aprobada definitivamente por la Consejería de Fomento en diciembre de 2018 y donde el ámbito de la Peraleda «está clasificado en parte como suelo rústico de reserva y en parte suelo rústico protegido». 

Es decir, se le quita el carácter urbanizable y su capacidad para construir pisos (se podían edificar 2.662 viviendas en bloques de tres o cuatro plantas y contaba más de 65.000 metros cuadrados de superficie comercial).

Esta maniobra solo ha contado con el beneplácito de una parte, la Administración pública, y ahora hay que ver qué dice la otra, el promotor.

Los juristas municipales consideran que «la causa de resolución del contrato» que dentro de la ley «más se ajusta al presente caso ha de ser el mutuo acuerdo» entre la Administración y la Agrupación de Interés Urbanístico adjudicataria. 

Subrayan que en todos los años del POM no se construyó ni un piso, ni se movió una palada de tierra para empezar las obras de urbanización de la Peraleda por la crisis financiera y del sector de la construcción, la baja demanda de vivienda, el stock existente y la falta de seguridad jurídica por el escenario judicial derivado de la nulidad del Plan de Ordenación Municipal.

A todo esto se suma «la imposibilidad absoluta de desarrollar un sector que deja de existir en el PGOU de 1986, vigente desde entonces». 

Es decir, reiteran, se produce «la imposibilidad de desarrollar el Sector PP 2 del POM tras la anulación judicial del Plan de Ordenación Municipal y el Plan Parcial correspondiente que daban cobertura jurídica al desarrollo del mencionado Programa de Actuación Urbanizadora». 

todo tramitado.  Habrá que ver si el acuerdo es tan fácil ya que los promotores hicieron un trabajo arduo para tramitar un PAU que el Pleno del Ayuntamiento aprobó definitivamente en octubre de 2009 (y adjudicó la ejecución por Gestión Indirecta a la Agrupación de Interés Urbanístico La Peraleda del Sector PP2 del Plan de Ordenación Municipal de Toledo) incluyendo el Plan Parcial de desarrollo, Anteproyecto de Urbanización y documentación  medioambiental, estudio de avenidas e inundabilidad y de afección al patrimonio histórico-artístico. 

En junio de 2010 el  Ayuntamiento ratifica el Convenio Urbanístico, en  mayo de 2011 aprobó el Proyecto de Reparcelación y en  julio de 2011 el Proyecto de Urbanización. Luego, en septiembre de 2017 acordó la suspensión de la ejecución del PAU por un plazo de dos años prorrogables por otros dos más, como máximo, y se anuló el POM.