Las reliquias de Carlo Acutis llegan a Urda

Consuelo Sánchez
-

Será beatificado mañana en Asís como patrono de Internet. El párroco de Urda, Juan Alberto Ramírez Avilés, quiere invitar a los jóvenes a redescubrir la vocación universal a la santidad

Las reliquias de Carlo Acutis llegan a Urda

Una reliquia del Venerable Carlos Acutis, el joven italiano que será beatificado este sábado en Asís, llegó el pasado lunes al Santuario Diocesano de Urda. Al joven de 15 años que se le nombrará patrón de Internet. Asís es el lugar donde se encuentra enterrado tras fallecer a los 15 años en 2006 debido a una leucemia. Al joven Acutis se le conoce por su habilidad con la informática que utilizó para evangelizar. Carlo Acutis que fue catequista transmitió la fe en Cristo no solo del modo tradicional sino también a través de las redes sociales.
Según ha informado el párroco de Urda, Juan Alberto Ramírez Avilés, «al ser Urda un santuario diocesano, foco de espiritualidad para toda nuestra amplia comarca de La Mancha, se creyó conveniente proveer a Ara del altar de distintas reliquias de santos y beatos insignes que hayan tenido alguna relación con el Santuario, con nuestra comarca deLla Mancha, o que sean un testimonio y ejemplo de la espiritualidad de la iglesia universal en estos tiempos, y este es el motivo por el que las reliquias del nuevo beato Carlo Acutis, apóstol de la juventud, ha llegado al Santuario».
El Papa Francisco I en su exhortación Christus vivit, dijo de Carlo que es un ejemplo para la juventud actual y un ciber apóstol, siendo este reconocimiento papal un añadido a las razones por las que Urda recoge las reliquias.
«Creemos conveniente incluir una reliquia insigne en el ara de nuestro santuario, porque con ello queremos invitar a los cientos de jóvenes que anualmente visita nuestro santuario, a redescubrir la vocación universal a la santidad».
El Santuario Diocesano de Urda es meta de peregrinaciones juveniles durante todo el año especialmente conviene destacar la peregrinación diocesana de Jóvenes, que tiene siempre lugar en torno al comienzo de la cuaresma.
La reliquia ha sido un regalo de la madre del nuevo beato, Antonia Salzano de Acutis y se trata de una reliquia de la sangre del joven milanés conocido como apóstol de la juventud y de la evangelización a través de las redes sociales.
«La amistad personal con la madre de Carlos Acutis, la señora Antonia Salzano, viene de años atrás», ha dicho el párroco.
La reliquia es un regalo personal al rector del Santuario, que desde hace años ha trabajado en la difusión de la devoción del nuevo beato. Se trata de un pedacito de la ropa de su hijo Carlo, que contiene sangre de sus últimos días en la tierra.
Además se ha presentado el óleo que presidirá una de las nuevas salas de catequesis del centro parroquial de Urda tras la beatificación.
«La pintura que será expuesta con motivo de la beatificación en la parroquia y posteriormente en el Santuario es de un joven autor que que firma como Baba, y que ha querido reflejar la espiritualidad del nuevo beato en este retrato», dice el párroco de Urda.
En esta pintura al óleo Carlo Acutis viste una camisa modelo Oxford, usada especialmente por los jóvenes para ir más arreglados, reflejando la participación en la celebración Eucarística.
«El color azul intenso recuerda la devoción del nuevo beato a la Santísima Virgen, a la que el definía como la única mujer de su vida. En sus manos una tablet fuertemente agarrada, que nos recuerda el dominio que tuvo sobre las nuevas tecnologías, sin dejarse dominar por ellas», ha explicado don Juan Alberto Ramírez.
Su mirada al frente nos evoca su prioridad en la caridad primero por las personas antes que sentirse atrapado por la informática.
«Para nuestra parroquia de Urda, así como para los cientos de jóvenes que nos visitan cada año, el testimonio de Carlo nos evoca la centralidad de Cristo en nuestras vidas, que él descubrió de manera especial en la presencia real de Jesucristo en el santísimo Sacramento del altar», ha testimoniado el párroco desde la perspectiva más espiritual.
Urda quiere ser también un altar para la santidad joven en estos tiempos, recogiendo su rica tradición de más de cuatro siglos de historia de devoción a Cristo, por ello el cuadro de Carlo estará ubicado tras las celebraciones de la beatificación en los salones parroquiales anexos al Santuario.
La reliquia de su sangre será custodiada en el árabe del altar del Santuario.
«Desde Urda nos encomendaremos al nuevo beato pidiendo su pronta canonización», concluye el párroco.