El transporte escolar, «al límite» por retraso en pagos

LT
-

La Federación Empresarial Toledana (Fedeto) ha denunciado que el sector del transporte escolar de la provincia de Toledo se encuentra en una situación «límite» como consecuencia del retraso en el pago de las ayudas por parte del Ejecutivo autonómico.

El transporte escolar, «al límite» por retraso en pagos

La Federación Empresarial Toledana (Fedeto) ha denunciado que el sector del transporte escolar de la provincia de Toledo se encuentra en una situación «límite» como consecuencia del retraso en el pago de las ayudas por parte del Ejecutivo autonómico.
En una nota de prensa, Fedeto ha explicado que, durante el año, los representantes de la asociación de transporte de viajeros por carretera han mantenido contactos con la Administración regional para adoptar medidas a raíz de la crisis de la covid-19 y ha añadido que, si bien en un primer momento se plantearon las ayudas necesarias, se aproxima el final de 2020 y éstas «no se han materializado».
La patronal toledana ha asegurado que los retrasos y el incumplimiento de los acuerdos firmados con la Consejería de Educación, Cultura y Deportes al inicio del curso están provocando que la mayoría de las empresas de este sector en la provincia de Toledo estén «al borde de la quiebra».
Ha añadido que los empresarios toledanos sufren «un reiterado retraso en los pagos», aunque han prestado el servicio de transporte escolar, y «no cobran nada desde hace más de ocho meses», mientras que en otras provincias de la región cobran «puntualmente».
A esto ha sumado el que las diferentes consejerías obligan al cumplimiento de una normativa «cada vez más exigente», aunque «lo paradójico», según Fedeto, «ya no solo es que no asumen los compromisos de pago, sino que tampoco se hacen responsables del suministro y abono de las medidas sanitarias que deben cumplir las empresas».
La organización empresarial ha denunciado que las actuaciones anunciadas para aliviar la «difícil situación» del transporte escolar, que se vio obligado a parar su actividad totalmente, «no se han llevado a cabo».
Ha agregado que hay 2.000 personas que viven de las casi cien empresas de autobuses de la provincia de Toledo y ha lamentado que la Consejería no tome medidas «para tratar de aliviar la difícil situación económica que ella misma causa con el retraso de los pagos».