El PP no logra enmendar la Ley regional de Economía Circular

LT
-

La portavoz 'popular', María Guerrero, consideró la nueva normativa «poco ambiciosa, sin consensuar y nada participativa»

El PP no logra enmendar la Ley regional de Economía Circular - Foto: Yolanda Lancha

Las Cortes de Castilla-La Mancha rechazaron la enmienda a la totalidad del proyecto de Ley de Economía Circular que presentó el Grupo Parlamentario Popular por considerar la nueva normativa «poco ambiciosa, sin consensuar y nada participativa».
En la sesión plenaria de este jueves, la portavoz del PP, Gema Guerrero, defendió la enmienda a la totalidad pero no «para hacer daño al Gobierno regional», porque en cualquier caso este grupo, dijo, cree que el cambio climático es una «lacra» que afecta a muchas comunidades autónomas y que, por tanto, se deben aunar esfuerzos para acelerar la transición hacia la economía circular.
Sin embargo, criticó que con la nueva normativa se ha empezado «la casa por el tejado», ya que primero se ha redactado la ley, que definió como «una broma de ocho folios», y en la misma se establece que una vez aprobada a los doce meses siguientes, se elaborará la estrategia de desarrollo.
Por lo tanto, Guerrero lamentó que la ley no habla, por ejemplo, de cómo aplicar la economía circular en la industria agroalimentaria o en el turismo.
Por ello, el PP sostuvo que la ley  «no baja al detalle» y que lo único que pretende es cumplir con celeridad con la normativa europea aún sabiendo que está «vacía de contenido», que es «ineficaz» y que «traslada el marrón a las empresas» que se quieran encuadrar dentro del ámbito de la economía circular.


Insuficiente pero es «un paso». Con un discurso diametralmente opuesto, el diputado regional del PSOE Julián Martínez destacó el «carácter transversal» y la «capacidad proactiva» de la ley para incidir en que el resto de administraciones vayan en esta línea.
Martínez rechazó que el proyecto de ley sea una «mera declaración de intenciones» pero sí aseveró que es «breve, corta y concisa» y cuyos argumentos podrán ser revisados en función de las necesidades que se puedan presentar.
Por último, el presidente del Grupo Parlamentario Ciudadanos (Cs), Alejandro Ruiz, puso de manifiesto el apoyo de la formación naranja así como evidenció que el Partido Popular «no hizo nada» en los cuatro años que gobernó en la región por una economía circular.
Por ello, aunque Cs considera que la ley propuesta «no es perfecta, tiene pocos párrafos y es muy generalista», resaltó que es «insuficiente pero un paso» y, por este motivo, no pondrán «palos en las ruedas» aunque sí piden que penalice «mucho más» a las empresas o particulares que incumplen con la gestión de los residuos. 
Sí criticó que la normativa no contenga una memoria económica, más si cabe porque Castilla-La Mancha «se tiene que poner las pilas con la Agenda 2030» tras la llamada de atención de Bruselas. No obstante, Ruiz adelantó que darán un voto de confianza a la nueva Consejería de Desarrollo Sostenible. «Es lo mínimo», añadió, pero advirtió que estarán vigilantes.

 

Consejero: «No podemos desaprovechar que se nos pase no solo el tren del desarrollo, sino también el tren de la sostenibilidad»
El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, defendió que el proyecto de Ley de Economía Circular de Castilla-La Mancha viene a reforzar las políticas medioambientales y a servir como «palanca para que el concepto de sostenibilidad impregne la acción del Gobierno de manera transversal».
De igual forma, dijo durante su intervención en el debate de las Cortes regionales que la finalidad es también dar una respuesta ante la emergencia climática y apostar por la transición energética y la conservación de la biodiversidad.
«Desafíos ambiciosos», recalcó, que requieren una respuesta «integral y transversal», al tiempo que manifestó que «no podemos desaprovechar que a Castilla-La Mancha se le pase no solo el tren del desarrollo, sino también el tren de la sostenibilidad».
Además, el consejero recordó que esta ley está refrendada por la sociedad castellano-manchega, «tras haber sido consensuada con todo el Gobierno, la sociedad civil y las empresas, que ya están participando en el primer grupo de trabajo regional en la materia, por eso se hace fundamental que cuente con el apoyo de las Cortes».