scorecardresearch
Jesús Morales

Nada particular

Jesús Morales


Yo no soy manchego

11/10/2022

Hace un par de semanas o tres se publicó en este periódico y en esta sección, un artículo del periodista y contertulio Antonio Pérez Henares con el mismo título que la columna que están leyendo, comprenderán que me llamó mucho la atención ya que tal titular es muy parecido si no igual a alguno que usé yo a lo largo del tiempo;  como es lógico, el periodista al que creo llaman 'Chani' o algo parecido, se quejaba de cosas de las que yo me he quejado también muchas veces.
Pérez Henares es de Guadalajara, lo que afirma constantemente en sus artículos. Como tal no es extraño que no muestre ningún afecto por esta autonomía en la que muchos guadalajareños fueron integrados a la fuerza y con entusiasmo nulo. También coincide conmigo y con muchos en el verdadero origen de esta autonomía y cómo tendría que llamarse: Castilla-La Nueva y de aquí se deriva su siguiente clamor lo que lleva a otra importante coincidencia, no se puede aceptar esa omisión que se hace con  mucha intención de que cuando se nombre a Castilla-La Mancha en algunos medios, nunca se olviden de La Mancha y en cambio con una insoportable frecuencia se omite inexplicablemente a Castilla. Luego en el artículo explicaba varias cosas de interés como que cuando apareció la nueva autonomía, algunos, seguramente políticos, dieron la consigna a periodistas y comunicadores de evitar en lo posible el componente castellano en beneficio de la región manchega, algo tan inexplicable como lo ha sido siempre para un servidor.
La columna supuso para mí una bocanada de aire y una demostración de que no soy el único que se preocupa por estas cosas del fraude que nos están haciendo tragar con esta inventada  y  bastarda autonomía que pretenden que lo sea cada día más. Para acabar se preguntaba si es legítimo que a un natural de La Alcarria por ejemplo, de una región con historia, personalidad, folklore, costumbres, tradiciones y economía propias, se le llame manchego sin otra razón que el capricho, la ignorancia y la vagancia de algunos; también decía que no tiene nada en contra ni de La Mancha ni de los manchegos, sólo se trata de poner las cosas en su sitio y finalmente, que él no es manchego.
Ni yo tampoco.