scorecardresearch

Solidaridad con las pequeñas grandes víctimas de la guerra

Mario G. Gutiérrez
-

En esta ocasión es una empresa de obra pública la que a fletado un camión que saldrá mañana jueves hacia la frontera ucraniano-polaca con material principalmente infantil

La empresa especializada en obra pública y movimientos de tierra ha fletado un camión que saldrá mañana desde su sede. - Foto: L.T.

El pasado jueves se encogía el corazón de todos aquellos que lo tienen. Quizá en un conflicto así, donde personas que no se conocen, ni se odian se matan por orden de otros que se conocen y se odian, pero no hacen nada, la belicidad ha dado una vuelta de tuerca más.

Las noticias helaban cuando en imágenes se veía el hospital materno infantil de la ciudad ucraniana de Mariupol devastado por un bombardeo. Si la guerra es incomprensible, menos lo es el hecho de que el principal damnificado sea un hospital y su zona de maternidad.

Un ataque aéreo afectó el hospital, y al menos 17 personas, entre ellas varias parturientas y empleadas del centro, resultaron heridas durante el bombardeo, que se produjo durante un supuesto periodo de alto el fuego de 12 horas destinado a la evacuación de civiles. 

Ello llevó a que la empresa toledana Gosadex, especializada en obra pública, diera un paso al frente y decidiera enviar uno de sus camiones cargado de ayuda humanitaria, especialmente con material sanitario e infantil, a la zona de la frontera entre Ucrania y Polonia. Así lo explica Carmen Escribano trabajadora de la empresa que atiende a La Tribuna desglosando los pormenores de la actuación. A pesar de reconocer que el mérito es de José Luis Gómez, gerente de Gosadex, y su hijo con quien comparte nombre. Ambos, viendo el bombardeo por televisión se dijeron «tenemos que hacer algo». 

«La solidaridad nos ha desbordado», recalca. «Lo que en un principio iba a ser un camión cargado de material humanitario, se ha traducido en una cantidad que bien podría ser para dos o tres». De hecho, tal y como explica la propia Escribano, parte del material que han recibido ya viaja de camino a los países del este a través de algunas ONG. «Hemos optado por enviar algunos de los productos a través de ONG como G.I.R.A.S. que están fletando transportes desde Madrid, nosotros tenemos nuestro camión lleno y no podemos abarcar más», explica la trabajadora.

Tanto es así que han recibido donaciones de todo tipo de productos incluso hay quien ha pretendido hacer donaciones económicas. «Nos preguntaban si se podía hacer bizum para costear el transporte hasta Ucrania, pero José Luis dijo que no, que el coste lo asumía nuestra empresa y que los donativos preferentemente fueran en forma de productos de higiene, aseo, sanitarios y medicamentos», cuenta, lo que ha provocado que al camión lo acompañen cuatro furgonetas de 9 plazas.

Tal es la implicación del empresario, que será él quien personalmente guíe el camión hasta territorio fronterizo. Llevará dos conductores de apoyo para ir haciendo relevos, y así «tener que detener la marcha durante el menor tiempo posible», indica Escribano.

De esta forma sigue la solidaridad toledana con las pequeñas grandes víctimas del conflicto llegará antes del final de esta semana.