scorecardresearch

Don Carnal se llama 'Perico'

Mario G. Gutiérrez
-

Juan Pedro Potenciano ha causado sensación con su disfraz carnavalero. Se mostró «tal como es» para visibilizar que «cada cuerpo es diferente y no todos cabemos en una 38»

Es el hombre del momento. Quizá no es el más buscado, pero sí del que todos hablan. Incluso si mencionamos su nombre puede que no se le termine de ubicar, sin embargo si hacemos referencia a 'Perico', no serán pocos los que identifiquen claramente a este «toledano de toda la vida» que sin antecedentes carnavalescos, el sábado fue lo más destacado del desfile de carnaval en Toledo.

Nos atiende y escudriña que su vida no ha cambiado nada, «todavía puedo salir a la calle», afirma entre risas. Reconoce que quienes le conocían de antes le apoyan, quienes no le conocían, en su mayoría también, y quien no le entienda, o no comparta su forma de concebir el carnaval «tiene un problema», afirma entre risas y desenfadado.

El disfraz era de 'guerrero', pero la verdadera 'batalla' Perico pretendía dársela a las «mentes retrógradas; a la gente que marca estereotipos, y a aquellos que no son conscientes de los problemas que pueden causar los trastornos alimentarios». Las redes son un clamor, todos opinan sobre él, su físico y su disfraz, a pesar de que «pocos han sido los que realmente se han interesado en el por qué del atuendo».

Perico se convirtió en protagonista del desfile del pasado sábado.Perico se convirtió en protagonista del desfile del pasado sábado. - Foto: L.T.El contacto con el carnaval había sido mínimo. «No más de dos veces» había vestido un disfraz, pero tenía claro que cuando lo hiciera «iba a ser para reventarlo». Dicho y hecho. Con las dudas de algunos de sus compañeros de comparsa, que no sabían si sería capaz, y la incredulidad de aquellos que no terminaban de ver claro el disfraz, Perico se enfundó las botas, se «cubrió» con la capa y se echó a la calle. Todo hecho a mano, como el resto del disfraz de sus compañeros. Las plumas «vinieron del extranjero y estuvieron en aduanas retenidas hasta que nos las entregaron», explica. Su sello personal era su guadaña, una obra manufacturada fruto de su profesión de hojalatero. Un disfraz que a pesar de no ser demasiado costoso en materiales, sí lo es en mano de obra «500 o 600 euros mínimo están invertidos en cada pieza contando materiales y horas de trabajo», detalla.

Perico va más allá de toda la polémica creada con el atuendo que lucía el pasado sábado. Recuerda que por Toledo «se ha desfilado con todo tipo de disfraces» y algunos, por su ligereza «a la gente se le caía la baba». Está seguro que si quien desfila de esa guisa hubiera sido una mujer o un deportista «de los que están cuadrados», no habría existido tanto revuelo; pero precisamente ese es el mensaje que pretende que perpetúe «no todos cabemos en una 36 y se puede ser feliz siendo gordito». Reconoce que se planteó perder peso, pero que prefería mostrarse «tal y como es» para dar visibilidad a las «diferencias en las constituciones de cada uno», porque «no todos somos Pedroches o estamos cuadrados». 

A sus 57 años, quienes le conocen de siempre, dudan que no lo hubiera hecho antes, y a quienes le descubren ahora, destaca que el comentario más repetido es «vaya huevos tienes». 

Juan Pedro Potenciano, más conocido como 'Perico' causó sensación en el desfile del sábado en Toledo.Juan Pedro Potenciano, más conocido como 'Perico' causó sensación en el desfile del sábado en Toledo. - Foto: L.T.Ni el frío, ni la lluvia, ni la sorpresa de la gente hicieron mella en su ánimo. Todo lo contrario. «Cuando me preguntaban si tenía frío, yo lo rebatía rápido, iba más caliente que el volcán de La Palma», comenta en referencia a la motivación que le suponía que la gente lo fotografiase y se animase a su paso. «En definitiva de eso se trata», desgrana, «es carnaval y hay que estar alegres y contentos, que bastante llevamos», en referencia a las limitaciones y secuelas de la pandemia, a lo que añade una voz disonante, es en lo referente a las críticas y a las quejas sobre las diferentes actividades, y aquellas personas que protestan porque «Toledo no tiene nada», pero luego no se implican. «El carnaval podría ser muy sonado, pero la gente no se involucra, en el Corpus, si das un día más festivo, huimos a la playa», comenta.

Con este afán cooperativista, su carácter positivo y desenfadado y voluntad de «pasar un buen rato», se revistió de guerrero de la comparsa local Ave Fénix. Junto a sus 17 compañeros disfrutó del carnaval «pasándoselo pipa»; fue objetivo de flashes y vídeos que «desenfundaban los espectadores como revólveres en el oeste», recuerda, y con esto es con lo que se queda de una 'fama' que le pilla con 57 años, y que «será pasajera», pero que «ha merecido la pena por ver disfrutar a la gente».

Está seguro de que habrá memes, y reconoce que «hay algunos muy buenos; dignos de poner en el curriculum», comenta entre risas;pero ante la pregunta de ¿y en 2023 qué pasará?, se muestra casi seguro de que, «a pesar de haber presiones para que salga», no cree que vuelva a desfilar, puesto que «a ver como lo supero», se jacta.

«La isla de las tentaciones, las campanadas de la Pedroche...», son algunas de las referencias que Perico usa para explicar fenómenos cotidianos en los que el atuendo, o su ausencia, adquieren especial protagonismo, por lo que no comprende aquellos comentarios que le critican, pero asegura que fue muy gratificante el desarrollo del desfile y como lo concibió ya que «para seguir un paso ya hice la mili; aquí quería simplemente romperlo». 

ARCHIVADO EN: Carnaval, Toledo