scorecardresearch
Juan Ignacio de Mesa

Barrio de Santo Tomé

Juan Ignacio de Mesa


Todos unidos

21/03/2022

Asaja, COAG, UPA, Real Federación Española de Ganado Selecto, ONC, RFEC, UCTL, etc. etc. parece que la situación ha logrado algo casi imposible, todas las organizaciones representativas de sectores agrarios están levantando la voz ante una situación insostenible. Empezaron las movilizaciones para apoyar el mundo rural, luego se incorporó, como motivo de la protesta, el exigir precios justos en la cadena alimenticia, y la gota que ha colmado el vaso ha sido reclamar soluciones ante el incremento de los costes de producción.
El primero en levantar la voz fue el sector lácteo, por los bajos precios que percibían los ganaderos por la leche, a partir de octubre se unieron otros sectores agrícolas y ganaderos. Los incrementos de costes suponían, según Asaja, el cierre de una explotación ganadera cada dos días. El drama aumenta cuando no se puede, desde el sector de producción, influir en los precios de venta. El oligopolio de demanda supone que, agricultores y ganaderos, no puedan repercutir en sus precios de venta el coste de producción.  Y llega la guerra en Ucrania, aumentan los precios del transporte, de los piensos. La inseguridad de abastecimiento de elementos fundamentales para asegurar la cadena alimentaria, y tenemos la tormenta perfecta. Comienza la huelga de transporte, flotas amarradas, problemas de suministro, inflación por encima del 7,6%. Tenemos cierres de empresas por falta de suministro, incremento de precios que afectarán a las economías domésticas, provocando problemas que pueden derivar en tensiones sociales. Y efectos colaterales en otros sistemas de producción. El Gobierno responde movilizando 23.500 agentes de Policía y Guardia Civil. Pero el problema no se resuelve así. El día 23, CC.OO. UGT, UPTA, Utae, Facua y CEAV han convocado manifestaciones para protestar por la subida del precio de la energía. Hay industrias paradas por no poder producir sin trasladar el aumento de costes a sus precios finales. Tenemos una inflación que ha venido para quedarse.
El Gobierno tiene que actuar. No vale decir que todo queda pendiente de la respuesta de Bruselas y del Consejo de Ministros convocado para el día 29. En estos días se generará falta de suministros en la cadena alimentaria y cierre de empresas. El liderazgo se demuestra tomando decisiones. Si no se quiere, o no se puede, se demuestra que no se vale.