Mario Sánchez, nuevo alcalde en una tensa moción de censura

J.M. / EP
-

El PP intentó ayer frenar la moción en Carranque, pero tras un receso de dos horas, salió adelante

Mario Sánchez, nuevo alcalde en una tensa moción de censura

El nuevo alcalde de Carranque, Mario Sánchez, pedía hoy en declaraciones a este diario tranquilidad tras la celebración de la moción de censura «bastante tensa» que quedó interrumpida durante unas dos horas por el desacuerdo del PP con la legalidad del procedimiento. Las dos concejales de Cs, María Ángeles Díaz y Cristina Triviño, que habían gobernado hasta ahora con los ‘populares’, desoían así a la dirección general del partido y daban su apoyo al candidato socialista.
El intento del PP de frenar la moción de censura quedó frustrado después del parón de dos horas hasta que la secretaria del Ayuntamiento confirmó que no había llegado ninguna comunicación de Cs de expulsión de las dos concejalas del partido. «Pido tranquilidad y mucho diálogo independientemente de los colores», aseguró Sánchez, quien subrayó que los vecinos asistentes estaban de acuerdo con la moción de censura.
Asimismo, señaló que el reparto de las concejalías quedará confirmado en el próximo Pleno. «Ha sido por desgracia muy tenso», señaló sobre la sesión de la moción de censura. De esta manera, el equipo de Gobierno queda formado por cuatro integrantes del PSOE y las dos de Ciudadanos. El resto de la Corporación estará integrada por cuatro ediles del PP y uno de Unidas Podemos.
«El PP nos ha dado su razón de por qué esta moción de censura era necesaria con ese burdo intento de impedir que se celebrara el Pleno», criticó el secretario de Organización del PSOE, Félix Ortega, presente en el Pleno.
Tras las elecciones de 2019, Cs apoyó un mandato de la ‘popular’ Amelia Guzmán y entraron en el equipo de Gobierno las dos concejales, pero el PP expulsó en junio del Gobierno estas dos ediles.
Días después de suscitarse esta moción de censura, el Partido Popular de la localidad anunció acciones legales contra la portavoz naranja, por presunta malversación de caudales públicos, ya que acusan a la concejal de «utilizar indebidamente dinero del Ayuntamiento para pagar una deuda personal ante la Tesorería General de la Seguridad Social».
De la misma forma, el PP aseguraba haber detectado que María Ángeles Díaz pudo falsear la declaración de bienes e intereses depositada en el Ayuntamiento al principio de la legislatura «al ocultar deliberadamente dos de las tres empresas en las que participa como socia o administradora y cuya incidencia o incompatibilidad con sus funciones de Concejal de Urbanismo y Obras se desconocen».
Tras la denuncia, señalada en nota de prensa por el PP, María Ángeles García anunciaba hoy que también emprendía acciones legales por tales acusaciones.